La Avenida Buenos Aires, se remodelará con 2,4 millones

Junta y Ayuntamiento de Guadix han aprobado el proyecto para su mejora.

Imagen de la avenida Buenos Aires de Guadix /

Las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de año y medio, saldrán a licitación a principios de 2019

La Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de Guadix han aprobado el proyecto de obras para el acondicionamiento de la Avenida de Buenos Aires, antigua travesía de la N-342, obras que vendrán a completar las actuaciones ya ejecutadas por el Gobierno andaluz en las avenidas de Medina Olmos y Mariana Pineda, también antiguas carreteras autonómicas absorbidas por el crecimiento del núcleo urbano. La actuación prevé para su primera fase una inversión de 2,4 millones de euros y un plazo de ejecución de año y medio.

El director general de Infraestructuras de la Junta, Jesús Huertas, y la alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea, han presidido la comisión de seguimiento del convenio que firmaron el pasado mes de febrero el consejero Felipe López y Olea para la transformación de esta vía urbana, donde han aprobado el proyecto de obras, "lo que permitirá licitar los trabajos a finales de año o principios de 2019", ha puntualizado Huertas, que ha recordado que de los 2,4 millones de euros el Gobierno andaluz aportará el 80% y el consistorio accitano el 20% restante.

Huertas ha garantizado que "el nuevo diseño de la avenida lleva consigo una modificación integral en la concepción del espacio urbano, convirtiéndose en una calle con múltiples oportunidades para muchos de los usos que llevan asociados, como el comercial y el ocio, así como la calidad de vida para los habitantes de la ciudad de Guadix, ya que dispondrán de un espacio con calidad para el paseo y el disfrute del espacio público".

El proyecto, que completa el compromiso adquirido con el Ayuntamiento para la remodelación de las tres avenidas del municipio granadino, prevé la reforma de unos 800 metros de la Avenida de Buenos Aires dentro del núcleo urbano, si bien la N-342 continúa hasta su conexión con la A-92, lo que podría incluirse como una segunda fase del proyecto.

En cuanto a las características técnicas, en la zonas restringidas para el tráfico lento y aparcamiento se ha previsto un pavimento formado por adoquín de hormigón, así como acerados con pavimento formado por baldosa de tipo podotáctil. En el diseño de la calle se plantean dos glorietas que permitirán ralentizar el tráfico y dar a la travesía un carácter urbano, un frente al instituto ACCI y otra en el cruce con la carretera de Benalúa.

En el alumbrado público se ha previsto instalar báculos compartidos para la iluminación vial y peatonal que irán pareados con una interdistancia de 30 metros desde el río y hasta la rotonda de Benalúa. Para la elección de las especies se han buscado árboles de hoja caduca y que puedan producir sombra en las zonas estanciales y verdes que se suceden a lo largo de la avenida durante los meses cálidos y que despejen la zona en los meses fríos permitiendo de este modo mostrar el eje visual de la Catedral.

Todo el mobiliario urbano, así como los postes de señalización u otros elementos físicos a ubicar en la Avenida se han pensado de tal modo que mejoren la calidad de los espacios urbanos, garantizando siempre un recorrido peatonal accesible libre de obstáculos en toda la longitud y también transversalmente en los pasos de peatones.

Actuaciones anteriores

Con esta actuación se dará por finalizado el convenio marco que ambas administraciones firmaron en el año 2000 para la mejora y cesión de las travesías del municipio, y que establecía tres actuaciones en antiguas travesías financiadas al 60% por la Junta y 40% por el Ayuntamiento. Ésta sería la tercera y última actuación en virtud a dicho convenio, en el marco del cual ya se acondicionó la Avenida de Mariana Pineda –antiguas travesías de la N-342 y la N-324--, con una inversión de 4,1 millones de euros, financiadas al 80% por la Junta y 20%, el Ayuntamiento; así como la Avenida Medina Olmos y Plaza de las Américas –antiguas travesías de la N-342 y N-324--, que contaron con 6,8 millones de euros, también financiados al 80%-20%.

Con estas inversiones se cubrieron los compromisos financieros acordados por el Gobierno andaluz en el convenio de 2000, si bien ahora se da un paso más para responder a la demanda de los ciudadanos de Guadix, mejorar y ceder una carretera que ya forma parte del centro del municipio, motivo por el que ambas administraciones acordaron una adenda al convenio marco, que recoge las nuevas aportaciones y permite iniciar las obras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?