Sánchez anuncia que el Estado se personará contra la venta de vivienda pública a fondos buitres

Las asociaciones de afectados por la venta de casas del IVIMA y la EMVS califican el anuncio de buena noticia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy que la Abogacía General del Estado se personará como acusación particular en el proceso penal abierto por la venta a fondos buitre de 5.000 viviendas de alquiler social hecha por gobiernos del PP en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

"No nos va a temblar la mano para que las administraciones que están detrás de este intolerable abuso, que ha afectado a tantas personas humildes, sin recursos, asuman sus responsabilidades políticas y económicas", ha explicado Sánchez en la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

Sánchez ha indicado también que la ley de vivienda que pretende sacar adelante "va a responder a la función social de la vivienda, configurando la vivienda social como un servicio público", y pondrá fin a "la venta de la vivienda pública a los fondos buitre".

El presidente del Gobierno ha hecho el anuncio durante una respuesta parlamentaria al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha subrayado que hay "datos alarmantes" en los precios del alquiler.

Buena noticia para las asociaciones de afectados

Las asociaciones de afectados por la venta de vivienda pública tanto del antiguo IVIMA (hoy Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid) como de la EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid) han recibido con optimismo el anuncio de Pedro Sánchez. Hoy los responsables de esa venta, quienes fueron sus directores, Ana Gomendio y Juan Van Halen, están imputados.

Llevando en los tribunales esa vía penal está José Luis Muga, abogado de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas del IVIMA, que recibe de manera positiva el anuncio de Pedro Sánchez. "Es una muy buena noticia porque eso quiere decir que nuestro Estado está en contra de la privatización que se ha hecho de las viviendas sociales". 

En el año 2012 el Ayuntamiento de Madrid de Ana Botella vendió 1.860 viviendas públicas de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid a un fondo buitre. Arancha Mejías, presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas de la EMVS, ha luchado y conseguido evitar su propio desahucio. Mejías ya piensa en una reunión con Pedro Sánchez para evitar que lo de hoy se quede en un titular. "Que nos abra las puertas de La Moncloa y nos escuche de manera personal lo que es el sufrir una decisión de ese calibre que tomó el Ayuntamiento". 

Y, desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, su abogada, Alejandra Jacinto, que también ha llevado a los tribunales la venta de las viviendas del IVIMA, cree que este anuncio es "la evidencia del proceso irregular y fraudulento que supuso la venta de la vivienda pública en la Comunidad de Madrid y dejar sin vivienda pública a todos los madrileños y madrileñas". Alejandra Jacinto espera también que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recuerde que para hacer una Ley de Vivienda tiene ya en el Congreso la que llevó la PAH. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?