Recuperar la piel después del verano

Las células superficiales de la epidermis son las más afectadas durante el verano por la exposición a la luz solar. Es muy importante realizar una buena limpieza y una intensa hidratación basada en ácido hialourónico, después del verano

Hay personas que tienen la creencia errónea de que exfoliar la piel después del verano debilita o acorta el color que hemos obtenido en verano. Las células superficiales de la epidermis son las más afectadas durante el verano por la exposición a la luz solar. Al eliminar la capa de células muertas de la piel con una exfoliación, en primer lugar sirve para eliminarlas, y en segundo lugar ayuda a regenerar la piel.

Por esta razón, es recomendable realizar una sesión de limpieza profunda en un centro especializado, cuando volvemos del verano.

Con una buena limpieza permites que tu piel respire; también obtienes un bronceado más brillante, más uniforme y sobre todo mas duradero, ya que la hidratación posterior, o los nutrientes que el mismo cuerpo produzca para la piel, irán a las células que lo necesiten y no se desaprovecharan.

Paralelamente a esta sesión, es imprescindible que en el ámbito doméstico limpiemos bien nuestra piel dos veces al día como paso previo a la hidratación.
Es normal notar la piel deshidratada después de las vacaciones y por lo tanto debemos rehidratar tanto la cara como el cuerpo. La recomendación es utilizar un suero hidratante para la cara, que contenga ácido hialurónico ya que tiene propiedades de hidratación en profundidad.

Lucía Tormo, de Hialucic.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?