Los trabajadores de la zona azul quieren una reunión con el alcalde

Se cumple una semana desde que retomaron la huelga indefinida

Los trabajadores de la Xer (la zona azul) han vuelto a trasladar sus protestas a las puertas del Concello de Vigo. La policía impidió su entrada a las dependencias municipales.

Se cumple ya una semana desde que los trabajadores de la zona azul retomaron su huelga indefinida por el despido de ocho compañeros. Este miércoles, han intentado entrar en el ayuntamiento pero la policía ha impedido que llevases sus protestas al interior. Su intención, como reconoce el delegado de personal, Carlos Padín era la de ser recibidos por el alcalde de la ciudad "queremos que el alcalde nos escuche, la empresa está desaparecida y solo desde el Concello pueden resolver esta situación".


A pesar del apoyo recibido en el pleno municipal y del compromiso del regidor de una solución, a día de hoy, denuncian, "la situación es la misma, nuestros compañeros siguen en la calle". Sus compañeros siguen en la calle y su situación económica no les permite aguantar mucho más.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?