El TSJ obliga al Ayuntamiento de Villarrobledo a asumir las obras de remodelación del Viñarock

El concejal de Hacienda dice que el "contrato chapucero" del PP hace que ellos asuman la deuda y la empresa el taquillaje

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, en segunda instancia, condena al Ayuntamiento de Villarrobledo a asumir el coste de las obras que se ejecutaron en marzo de 2015 para garantizar la protección del recinto de Viñarock. En concreto, el fallo obliga al consistorio a asumir los 85.700 euros que costaron los trabajos, además de las costas del proceso judicial contra la empresa Reacción Rock.

Dice el concejal de Hacienda, Juan Luis Iñiguez, que el tribunal se ha basado en el contrato que en 2012 firmó el anterior gobierno del popular Valentín Bueno, con vigencia hasta el 2022. Una relación contractual “chapucera”, a juicio de Íñiguez, por el que el consistorio recibía 300.000 euros para toda la década. Aunque no aporta cifras de cuánto supone para la administración local organizar una edición del Viñarock, incide en que “los 24.000 euros que negoció el PP no cubre costes”.

Recuerda el edil que "el Gobierno del PP intentó que fuera la empresa la que asumiera la remodelación del espacio del Festival, entregándoles incluso una autorización de obras que ni siquiera solicitaron".

Asegura Íñiguez que este procedimiento no ha enturbiado la relación con la empresa organizadora del Festival porque entienden que se limita a cumplir con lo que acordó con el anterior equipo de gobierno. Añade que “no es momento de renegociar el contrato con la empresa, por estar en la recta de final de la legislatura”.

Por cierto que las obras ya fueron pagadas al constructor, por lo que el Ayuntamiento no recuperará ese dinero. El Equipo de Gobierno asumirá la sentencia y no recurrirá.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?