... he tenido síndrome posvacacional

Como ven esta temporada he llegado una semana más tarde porque con tanto cambio, tanta sintonía nueva, pues casi mejor espero a que se vayan asentando y ya si eso pues ya llego yo después.

Así que podríamos decir que yo nunca he sufrido el síndrome posvacacional. Que básicamente consiste en un estrés, una apatía, decaimiento, un sentirse mustio, un verte desde fuera y decir “a mí me da pena el chico”.

¿Y hay solución para esto? Pues se recomienda no volver de las vacaciones el día antes de reincorporarse al trabajo, o el ir adaptando los horarios de sueño poco a poco en la semana previa, vamos, la misma filosofía que para meterte en el agua de Riazor: primero una patita, luego la otra, después hasta las rodillas, superamos el trance de hasta la cintura y cuando ya estamos a punto de sumergirnos pues ya es septiembre y tenemos que volver para el trabajo.

Como he venido más tarde sí que he visto a gente que le ha afectado un poco y dice cosas un poco raras, que, casi mejor, les recomiendo que las escuchen en el audio que hay sobre estas líneas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?