Garrido anuncia un bono social del agua y un nuevo plan de aparcamientos disuasorios que estará listo en 2029

La intención del Gobierno madrileño es reducir las facturas del agua para los pensionistas que cobren menos de mil euros y aumentar un 50% las plazas en aparcamientos disuasorios

El Presidente madrileño, Ángel Garrido, ha afrontado este jueves su primer Debate de Estado de la Región, el primero sin Cristina Cifuentes y el último antes de las elecciones autonómicas de Mayo. Garrido ha ofrecido un balance exitoso de su gestión, un discurso lleno de gestos para sacar pecho por lo conseguido en sus 100 días de Gobierno, aunque el Presidente del Gobierno madrileño no quiere utilizar el hemiciclo como plataforma electoral y postularse como candidato del PP a la Comunidad.

Un bono social para el consumo de agua

El Presidente madrileño ha anunciado en el Debate de Estado de la Región su intención de reducir la factura del agua a quienes cobren una pensión de viudedad por debajo de los 1.000 al mes, tal y como ha adelantado RadioMadrid.

Actualmente, el Canal de Isabel II ofrece unas bonificaciones para las familias que acrediten que no puede hacer frente al pago de las facturas de consumo de agua, es lo que entiende por ‘exención social’. Con esta ayuda, estas familias abonarán únicamente el 50%. Esas ayudas, hasta el momento, también se ofrecen a familias numerosas y a quienes cobran una pensión no contributiva (por ejemplo por invalidez).

La intención del Presidente del Gobierno madrileño es ampliar esa red de ayudas, y así lo anunciará este jueves durante su discurso en el Debate de Estado de la Región. Ángel Garrido quiere poner en marcha un nuevo bono social del agua que también beneficiará a quienes cobren una pensión de viudedad por debajo de los 1.000 euros al mes. Estamos hablando de 200.000 madrileños, que a partir del próximo 1 de enero podrán beneficiarse de esta nueva ayuda. En cada caso, sus facturas del agua se reducirán de golpe un 35%, según los cálculos de la Comunidad de Madrid.

Por poner un ejemplo, con esta nuevo bono social del agua, estas familias, para un consumo medio de 128 litros por habitante al día, pasarán de pagar 11 euros al mes a 7.

La previsión del Gobierno madrileño es invertir entre 1 y 2 millones de euros para ampliar este nuevo bono social del Agua. Hasta la fecha el Canal de Isabel II (la empresa pública del agua que de pende de la Comunidad de Madrid) destina cerca de 3 millones de euros a su tarifa social. Pero como ya adelantó la SER, esas ayudas no están llegando a todos los madrileños que las necesitan (pegar enlace). En 2017, por ejemplo, ese descuento en la factura del agua solo llegó al 12% de las familias vulnerables. No alcanzó a al resto porque, muchas de ellas, ni siquiera saben que tienen derecho a esta rebaja en la factura del agua.

Un plan para reducir a la mitad los vehículos privados en el centro

Durante su discurso, Ángel Garrido va a anunciar la puesta en marcha del Plan APARCA+T, para reducir el tráfico de vehículos privados en la capital. La intención del Gobierno madrileño es invertir más de 200 millones de euros para aumentar un 50% las plazas en aparcamientos disuasorios.

La idea del Presidente madrileño es integrar los 75 aparcamientos disuasorios que existen en la actualidad, en una red más ambiciosa que gestionará directamente el Consorcio Regional de Transportes (que depende de la Comunidad de Madrid). Garrido recupera así el empeño de Cifuentes que ya quiso disminuir los coches en el centro en 2015, pero que no llegó a materializar ninguna propuesta. El presidente pretende ahora diseñar nuevos sistemas de control de acceso a estas zonas y unificar las tarifas que se cobran - en el caso de los madrileños que usen el transporte público para entrar a la capital no pagarán por aparcar su coche-.

Ahora mismo, existen 30.000 plazas de aparcamientos disuasorios, repartidas por 30 municipios de toda la región. Con este plan, el Gobierno de Garrido quieren ampliarlo a 46.000. Para ellos pretenden 16 parkings nuevos en zonas estratégicas de la Comunidad, con el objetivo de descongestionar el acceso a la ciudad de Madrid (alcanzaría un total de 91 aparcamientos en toda la Comunidad).

El Plan comprende dos líneas de actuaciones. La primera de ellas, ampliar y adecuar los aparcamientos ya existentes (identificarlos con una nueva imagen, acondicionarlos, dotarlos de vigilancia, integrarlos en la plataforma de gestión, instalación de barreras, delimitación de plazas…). La segunda consiste en la construcción de las nuevas plazas, la previsión es hacerlo todo en tres fases, un proyecto que culminaría dentro de 11 años:

La primera fase (2018-2021) que afectará en total a 29 aparcamientos con un total de 16.780 plazas y que tendrá una inversión de más de 75 millones de euros. De estos aparcamientos 4 serían de nueva construcción y se localizarían en San Sebastián de los Reyes, Ciempozuelos, Alcalá de Henares, Collado Villalba aplicando modelos de participación público privada. La segunda fase (2022-2025) comprende una inversión de unos 65 millones de euros en 30 aparcamientos con 15.020 plazas. El Plan se completaría con una tercera fase (2026-2029) que afectaría a 32 aparcamientos, 14.360 plazas y una inversión estimada de 61 millones de euros.

Los aparcamientos del Plan APARCA+T dispondrán de servicios a disposición de los usuarios para facilitar y promover su uso, como información en tiempo real de la ocupación de cada uno de los parkings incluidos en la red. También otros servicios asociados como la instalación de puntos de recarga eléctrica, reserva de plazas para vehículos de carsharing, alquiler por horas, motorsharing o sistemas de préstamos de bicicletas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?