De la Ribera, al cielo

La Ribera del Duero es la zona vinícola que más desean visitar los enoturistas y de la que recibe un mayor impacto económico por visita según el último informe de demanda de Rutas del Vino

La visita a bodegas destaca como una de las actividades favoritas de quienes visitan la Ribera del Duero /

 

La Ruta del Vino Ribera del Duero es la zona que más desean visitar los enoturistas españoles y extranjeros, según los datos recogidos en el Informe sobre la Demanda en las Rutas del Vino en España elaborado por los ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación e Industria, Comercio y Turismo que ha difundido el consorcio ribereño.

Un 34,3 % de los encuestados señala su preferencia por conocer esta zona antes que RiasBaixas( 30,6%), Rioja Alta (27,5%), Rioja Alavesa (26,5%), Navarra (25,3%) o Bierzo (24,2%). Pero además, un 44,8% de los enoturistas asegura haber repetido viaje a este destino enoturístico, que abarca las provincias de Soria, Burgos, Segovia y Valladolid.

A tenor del Informe, la Ruta del Vino Ribera del Duero se encuentra por encima de los otros 26 destinos enoturísticos españoles en cuanto a número de bodegas visitadas durante su estancia (2,18 en Ribera del Duero frente a 1,94 en resto) y pernoctaciones (66,5% de visitantes pernocta en la Ruta, casi 8 puntos por encima de la media del resto de rutas).

Especialmente destacable es el impacto económico por estancia, que supera los 410 euros en la Ruta de la Ribera del Duero frente a los 393 que de media arrojan las restantes. Por persona y día este impacto asciende a 168,77 euros en contraste con los 161,88 del resto. Desde el consorcio ribereño atribuyen estas cantidades al elevado número de servicios que se ofrece, ya que en informes anteriores se ha destacado que los turistas gastan más en la Ribera del Duero a pesar de que el precio medio es mucho más bajo que en otras zonas.

Perfil de las personas que hacen enoturismo en España

El informe recoge datos que identifican el perfil de enoturista que visita las rutas del vino de España: mayoritariamente viaja con su pareja, o con amigos y compañeros. En menor medida lo hacen en familia. El formato del viaje generalmente es de escapada de fin de semana o puente, y principalmente se desplazan en vehículo propio o alquilado. En cuanto al perfil sociodemográfico continúa siendo ligeramente superior el número de mujeres que el de hombres. La edad del colectivo más numeroso va de los 46 a los 65 años, aunque cada vez es mayor el número de personas entre 36 y 45, y se incrementa ligeramente el segmento más joven, de visitantes entre 18 a 25 años.

Los encuestados señalan como actividades favoritas visitar bodegas, disfrutar de la gastronomía local, degustar vinos. El nivel de satisfacción detectado entre quienes hacen enoturismo con sus visitas es muy elevado, llegando a los 8,47 puntos sobre 10, superando los 8,39 del pasado año. De hecho en un 99,6% no dudan en recomenzar el viaje a sus amigos o familiares. Bien es cierto que los enoturistas detectan aspectos que mejorar: los únicos aspectos que cuentan con una valoración por debajo del 8 son la señalización turística, las carreteras y senderos, por lo que desde ACEVIN se señala que son la asignatura pendiente de las empresas y entidades involucradas en el desarrollo del enoturismo.

Calidad, exigencia y más servicios

Para el presidente de la Ruta, Miguel Ángel Gayubo, la Ribera del Duero atrae no sólo por la calidad de sus vinos, sino también por la gran diversidad de las actividades enoturísticas que proponen las bodegas, buscando originalidad e imaginación.

También por la atención personalizada y la facilidad para adaptarse a todo tipo de enoturistas, desde los más expertos y exigentes, hasta los iniciados; se ha hecho asimismo un gran esfuerzo en ofrecer actividades que atraigan a un turismo familiar.

Gayubo califica de “muy positivos” los nuevos datos del Informe de Demanda y ha añadido que “cada visitante más que recibimos nos impulsa a incrementar nuestro nivel de exigencia”. Asimismo ha asegurado que en la Ruta se va a seguir trabajando por la calidad y por seguir aumentando el número de servicios que se va a ofrecer a los visitantes, porque “exigencia y calidad siempre dan sus frutos”.

Los turistas vienen atraídos por los vinos de la Ribera del Duero, las recomendaciones de familiares y amigos y en tercer lugar influenciados por el contenido de su web www.riberate.com y redes sociales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?