Investigado tras sufrir un accidente y dar positivo en la prueba de alcoholemia

La Guardia Civil imputa a un conductor en la Ribera un delito contra la seguridad vial

Enésima muestra de que el alcohol pone vidas en peligro. Lo demuestra el incidente detectado este miércoles 12 de septiembre en la comarca ribereña por la Guardia Civil, cuyos agentes han puesto en conocimiento de los juzgados de Aranda los detalles de un accidente de automóvil cuyo conductor dio positivo en la prueba de alcoholemia.

El vehículo que conducía este varón de 67 años, que circulaba por la carretera BU-925 el pasado miércoles se salió de la vía por su margen derecho y chocó contra la arqueta de una alcantarilla y el muro perimetral de una propiedad privada. Aunque afortunadamente no hubo que lamentar daños personales el impacto del vehículo contra los elementos que encontró a su paso si dejó desperfectos materiales.

Personados en el lugar del suceso agentes de la Guardia Civil comprobaron que el conductor presentaba evidentes síntomas externos de haber ingerido alcohol y encontrarse bajo su influencia, lo que corroboraron las reglamentarias pruebas de alcoholemia mediante aire aspirado, que arrojaron sendos resultados positivos, con niveles que duplican en ambos casos lo permitido por la normativa.

Esta circunstancia le ha valido al conductor ser investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Las diligencias instruidas han sido entregadas al juzgado de instrucción de Aranda

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?