Últimas noticias Hemeroteca

El Hinchapelota de Vera Luque

La opinión sobre la actualidad del Cádiz CF del conocido autor de carnaval.

José Antonio Vera Luque, conocido autor de Carnaval, nos deja su opinión todos los jueves en SER Deportivos Cádiz en su sección llamada"El Hinchapelota".

 

La categoría de la afición de un club no se mide por la simple asistencia al estadio, por lo amplio de la colección camisetera de cada cual, por los litros de tinta gastados en tatuajes o por el odio al rival en cantidades industriales, supuestamente en proporción inversa al amor a tu equipo. Muchas veces,todo eso son sobreactuaciones de cara a la galería. Se puede ir al fútbol sin la cara pintada, se puede respetar, o a lo más, ignorar al equipo rival, y cumplir con los preceptos del buen aficionado. Y Cádiz está repleta de buenos aficionados. No son cuatro o cinco. Son más. Se sabe, porque en las peores épocas del club, en los momentos más agonicos y desesperantes, tres o cuatro mil locos seguíamos ahí. Como aquel día que recibíamos al Guadix con una plantilla de chavales sin cobrar, y con la casi seguridad de que era el último partido de la historia cadista. Que desapareceríamos. O el día del chaparrón gordo del Arroyo, con ese dos a cinco infernal en el improvisado marcador de plebo, que nos lo comimos unos cuantos bajo la tristeza del chubasquero empapado.

Dicen que a lo largo de la vida, se cambia de pareja, se cambia de partido político, de trabajo, de coche o de amigos, pero lo que nunca se cambia es del sentimiento de pertenecer a un club de fútbol. A veces, es transversal al día a día. No se es cadista sólo dos horas a la semana. Se es cadista comiendo,pescando, trabajando…no se concibe un día a día sin noticias amarillas. Igual que la gente que sale en Carnaval, ponemos fechas, y enlazamos nuestros momentos con los momentos del cadismo. Y así, Fulanito se casó el año del ascenso de Irún, o Menganito nació el año de la liguilla de Orúe. Vete a saber. Al final, independientemente de que uno sea pijo de colegio de la Avenida, y otro un hippioso de la Barriada, que uno se ponga en Fondo Sur y otro pegadito al palco, que uno sea accionista, y el otro junte dinero para pagarse el carné…eso nos une. El fin es el mismo.

Gritar el gol de la victoria, y abrazarte a tu colega que lleva años sentándote al lado tuya, o a un desconocido que no lo has visto en tu puñetera vida. Somos del Cádiz, y lo vamos a ser siempre. No le quepa duda. A veces con más entusiasmo, y habrá momentos que con menos. Pero tiraremos del móvil cuando el partido nos pille en medio de la boda de ese primo coñazo que no se enteró de que el día de su boda, jugaba el Cádiz, cojones.

Pues resulta que esta semana se ha ido uno de nosotros, uno de esos que te cuento. Pero su cadismo sigue vivo. Repartido entre nosotros, porque el cadismo nunca se destruye. Sólo se transforma. Así que ahí sigue…en Fondo Sur. Seguro.


 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?