El silencio cómplice de los obispos

(...) No tiene la iglesia católica crisis de master o tesis, pero el huracán que vamos conociendo de los abusos y acosos sexuales cometidos por sus curas, o le ponen sentencias o se lleva por delante parte de enorme patrimonio social acumulado (...)

El obispo de Astorga parece estar cómodo en los brazos del Derecho Canónico y en las trasnochadas prebendas penales – y de las otras – de las que durante siglos se beneficiaron los miembros de la iglesia católica. Hace meses que debiera haber tomado en consideración las denuncias de los seminaristas de La Bañeza y Puebla de Sanabria que sufrieron en su día los abusos sexuales de profesores con sotana y alma tan negras como la noche.

José Antonio Menéndez ha preferido aplicar la política de paños calientes a uno de los asuntos más terribles a los que se enfrenta desde hace meses la iglesia del Papa Francisco. Los acosadores y quienes lo supieron y miraron para otro lado, apenas sí han penado las leves condenas de su comunidad y no tienen ni un solo rasguño de nuestro código penal.

Uno de los niños afectados, ahora un adulto, sigue pidiendo que las autoridades eclesiásticas, al menos, aparten a los cómplices del silencio de las funciones religiosas.

La actitud del prelado astorgano está más cerca de las posturas que sostiene su mentor el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, que las que predica y sostiene el Papa Francisco. Sanz Montes forma parte de la iglesia española más reaccionaria en materia social, política y religiosa. Es capaz de predicar contra el matrimonio homosexual, defender encarnizadamente la religión evaluable en las escuelas, pedir el voto para PP, pero se muestra liviano y silente en asuntos como el acoso a seminaristas en el territorio de su arzobispado.

No tiene la iglesia católica crisis de master o tesis, pero el huracán que vamos conociendo de los abusos y acosos sexuales cometidos por sus curas, o le ponen sentencias o se lleva por delante parte de enorme patrimonio social acumulado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?