La lluvia desluce la octava noche de la Bienal de Flamenco

El mal tiempo provocó la suspensión del espectáculo "Son de Peñas", en el Hotel Triana

No pudo ser. La fuerte lluvia caída pasadas las ocho de la tarde hasta casi las diez de la noche, hizo imposible que se llevara a cabo la vigésima edición de “Al arte de su vuelo”. No pudo bailar Luisa Palicio ni cantar Manuel Cástulo, entre otros.

Mejor suerte tuvieron las otras dos citas de la Bienal de Flamenco previstas para esta pasada noche. El guitarrista jerezano, Alfredo Lagos  iniciaba su concierto a la 19:30 horas. Su propuesta era una Sonata club, contando con sus más cercanos amigos para cubrirle citados a este buen guitarrista.

Tampoco tuvo problemas el cantaor Pedro el granadino. Por primera vez ha sido protagonista en solitario de un espectáculo de Bienal. Su estreno ha sido de categoría, en el teatro Lope de Vega. El Granaino arrancó con una soleá terminando con soleá por bulerías y la gente arrancó a aplaudir tras una toná y un martinete. Además, la familia estaba viéndole y al final, aunque no quería, habló a su público entregado. Un emocionado cantaor que está viviendo un buen momento.  La última vez que cantó en Sevilla lo hizo acompañado del chiclanero Antonio Reyes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?