Nuevo protocolo para prevenir la violencia machista

La consejería de sanidad ha informado de que se ha puesto en marcha en el área de salud de Don Benito-Villanueva un nuevo protocolo de atención previa a las víctimas

Extremadura registró en 2017 un total de 43 casos de violencia machista. Datos que ha dado a conocer el consejero de sanidad con motivo de la presentación del Plan Integral de la Violencia de Género.

José María Vergeles han informado que las zonas de mayor incidencia de casos de violencia machista se dan en Mérida y Don Benito. Desde 2011 han sido 283 casos, donde la medida anual se sitúa en 40 casos al año. 

Vergeles dice que todos los poderes públicos tienen que aportar lo mejor para intentar erradicar esta forma de violencia. Uno de los puntos fundamentales de esta plan es conseguir atajar estos casos de manera precoz, para que las mujeres y su entorno puedan ser atendidas.

El perfil mayoritario son mujeesr residentes en el área de salud de Don Benito-Villanueva, de nacionalidad española, con estudios básicos, que no trabaja fuera del hogar y que sufre maltrato físico y psíquico desde hace más de un año.

Respecto al agresor, ha apuntado que en el 74 por ciento de los casos era la pareja íntima de la víctima y en un 69 por ciento convivía con ella, teniendo como antecedentes psicopatológicos el consumo de sustancias adictivas y la agresividad.

Con estos datos, el SES ha puesto en marcha, de forma piloto, tres estrategias para incidir en la detección temprana de las víctimas en el sistema sanitario, la primera de ellas en los centros de salud de Don Benito-Villanueva por ser la que más notificaciones cursó, con una tasa de 83,7 casos por cada 100.000 habitantes.

En este área de salud, del 15 de mayo al 15 de junio pasado, se aplicó el protocolo de cribado que en esta materia desarrolla la Comunidad de Valencia, se ofreció una formación especializada a los profesionales y se diseñó una aplicación informática de testado en la que participaron 333 mujeres.

De ellas, 24 presentaron sospechas de ser víctimas de violencia de género, de las que 18 no han sido confirmadas, 3 fueron derivadas a los servicios sociales correspondientes y otras 3 a la autoridad judicial porque presentaban riesgo extremeño.

De forma paralela, en este caso en el ámbito hospitalario, se podrá en marcha en breve protocolos similares en las urgencias de los complejos de Cáceres y Badajoz, en este último en colaboración con el Instituto de Medicina Legal.

Por su parte, la consejera de Igualdad ha aplaudido esta iniciativa porque sirve para anticipar la detección de las víctimas y mejorar su atención sanitaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?