Castellón registró en 2017 la tasa de natalidad más baja desde 1975

En los últimos siete años la provincia ha perdido población por la menor inmigración, el aumento de las defunciones y la reducción de los nacimientos

En 2017 la provincia tan solo registró 8 alumbramientos por cada 1.000 habitantes /

La provincia de Castellón registró en 2017 la tasa de natalidad más baja desde que hay registros en el Instituto Nacional de Estadística. Durante el año pasado nacieron poco más de 8 bebés por cada 1.000 habitantes.

En los últimos siete años la provincia de Castellón ha perdido población por diferentes motivos como la menor inmigración, el aumento de las defunciones y la reducción de los nacimientos. En 2017 la provincia tan solo registró 8 alumbramientos por cada 1.000 habitantes, es decir, unos 4.800 bebés en total. Según el INE, la tasa bruta de natalidad del año pasado es la más baja desde 1975. Una de las principales razones del descenso en el número de nacimientos es la crisis económica de 2008. De hecho, desde este año la cifra de alumbramientos acumula un constante descenso.

Otro de los factores que provoca esta situación es la escasez de políticas de conciliación laboral y de fomento de la natalidad. Por otro lado, el número de defunciones aumentó en 2017 con respecto a las cifras del año anterior. La tasa de mortalidad superó las 9 personas por cada mil habitantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?