Osasuna cae ante el colista

Nastic-Osasuna /

Dominó el equipo tarraconense desde el inicio y creó buenas opciones ante la meta navarra. Además, Osasuna, con la lesión tempranera de Xisco, no se asentó en el terreno de juego y fue a merced de un Nàstic que intentó gustar a su afición.

Rubén García tuvo la ocasión de gol más clara para los visitantes, en el minuto 18, con un cara a cara con Isaac Becerra, portero del Nàstic, que supo adivinar el lanzamiento del delantero del conjunto navarro.

Se igualó la partida a medida que avanzó el encuentro con un Osasuna que, sin intimidar en exceso, empezó a carburar en la zona atacante para descubrir las debilidades defensivas de los locales. Sin más, el partido llegó al descanso con pocas ocasiones de gol y con un fútbol que fue de más a menos.

Se inició el segundo acto con un juego más igualado y con un Osasuna que dominó la medular para imprimir algo de velocidad a la zona ofensiva.

Un tremendo choque entre Abraham y Fali, ambos del Nàstic y dejando al primero en el banquillo, interrumpió un encuentro en el que la lluvia empezó a tener protagonismo cayendo de forma violenta sobre el césped del Nou Estadi.

Manu del Moral tuvo un remate franco, en el minuto 76, que mandó de forma blanda a las manos de Rubén, pero un minuto después no falló después de una gran jugada individual de Tete Morente, que asistió de forma excelente a Manu del Moral y éste, con la pierna izquierda, superó a un Rubén que nada pudo hacer.

Cogió las riendas del partido Osasuna a partir de entonces, en busca del empate a la desesperada, ante un Nàstic que se resguardó en su área y que sufrió las embestidas del rival.

Iván López, lateral derecho grana, pudo tapar una ocasión clarísima de Clerc cuando se disponía a disparar a bocajarro ante un Isaac Becerra poco exigido.

No hubo tiempo para más y Osasuna no pudo sumar fuera de casa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?