Móviles en la escuela: ¿prohibir o limitar su uso?

Las Cortes de Aragón crearán un foro de debate. Padres, profesores, alumnos y especialistas no se ponen de acuerdo. Todos reclaman más formación para un manejo responsable

Lleva "cuatro días" y se ha hecho imprescindible. El teléfono móvil, sus aplicaciones y las redes sociales se han extendido en los últimos años. Según datos de 2017 del Instituto Nacional de Estadística, el 97 % de los hogares españoles cuenta con al menos uno de estos dispositivos, que cada vez se usan antes. El 94 % de los jóvenes de 15 años dispone ya de un móvil. Y lo llevan a todas partes. También a la escuela, donde ya se ha abierto un debate sobre su uso. Las Cortes de Aragón han acordado crear un foro de debate sobre el móvil en las aulas. ¿Qué opinan padres, expertos y profesores?

Desde la asociación aragonesa de psicopedagogía, Antonio Reloba, distingue entre nuevas tecnologías y móvil. Las primeras son una herramienta, el segundo un distractor. Por eso, asegura, " no debemos tener miedo a prohibir su uso. Nuestros jóvenes necesitan pautas de conducta. Debemos hacerles entender que en las horas lectivas se va a estudiar, no se va a mirar el móvil, el Facebook, el Insta Gram o el wassap".

Ante la falta de regulación normativa, algunos centros, haciendo uso de su autonomía, han tomado medidas este curso. Es el caso del colegio Compañía de María en Zaragoza.

"Aquí, en secundaria, el móvil va al armario. Al inicio de la jornada escolar se cierran bajo llave, que custodia el tutor. Los alumnos no recuperan el dispositivo hasta el final de las clases", explica la directora del centro, Mar Martín.  La medida llega después de un trabajo previo con familias, alumnos y profesores y está integrado dentro de un plan educativo que no renuncia al uso de las nuevas tecnologías. De hecho, en 2º de ESO han sustituido los libros en papel por tabletas.

En casa, el debate también está entre los padres. En la Federación de Padres de la Escuela Pública (FAPAR) , su presidenta, Flor Miguel no cree" que prohibir sea la solución. Prefieren hablar de formación para su uso responsable y que se tomen medidas para que no se use en clase". Por su parte, Miguel Ángel García Vera, presidente de la Federación de Padres de la Escuela Católica en Aragón (FECAPA)  muestra su preocupación "porque en casa andamos muy despistados. No sabemos aún cómo educar en la tecnología digital, o cuándo hay que comprar un móvil. Los chicos no saben como usarlo bien y los padres no sabemos cómo enseñarles. Todos necesitamos formación. Es inevitable, lo tenemos que hacer. Prohibir su uso en el colegio no es la manera de poder educar".

El debate está abierto

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?