Los menores del Aquarius que llegaron hace tres meses a Valencia siguen teniendo pesadillas por las noches

Actualmente hay 26 jovenes en el Centro de Acogida Las Virtudes de Villena que buscan la integración educativa, laboral y social

Menores del Aquarius en Villena /

Mañana lunes se cumplen tres meses de la llegada de la flotilla del Aquarius a Valencia. Aquí desembarcaron 630 migrantes a los que el Gobierno por razones humanitarias dio un permiso de 45 días para regularizar su situación en España.

Pasado ese tiempo muchos pidieron asilo en Francia y fueron trasladados hasta allí, otros solicitaron alguna medida de acogimiento en España y fueron repartidos por varias autonomías.

En el Aquarius llegaron también 71 menores no acompañados. Una treintena de ellos fueron tutelados por la Generalitat en el centro de acogida de la infancia de Villena.

En esta localidad hay actualmente 26 chicos procedentes de países como Sudán, Guinea Conakri o Eritrea. El principal objetivo para ellos es la integración, como señala Fernando Ferre, Director del Centro de Acogida “Las Virtudes”.

El equipo de cuidadores y mediadores sociales les están haciendo ver que el sueño europeo “no es el que les han pintado cuando salieron de su país”. Integrarse, también laboralmente, sería otro de los objetivos.

Y lo que en el centro de acogida no olvidan, es que “siguen siendo niños”, que han pasado por experiencias que será muy difícil de olvidar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?