Tarde de estrenos

El Real Oviedo ganó 0-2 al Lugo gracias a los goles de Joselu y Javi Muñoz, que anotaron sus primeros tantos con la elástica azul, en un partido muy serio de los carbayones.

Joselu pide perdón tras anotar su primer gol con el Real Oviedo ante su exequipo. /

El Real Oviedo se trajo los tres puntos de Lugo de forma merecida tras un partido muy práctico de los visitantes, que se adelantaron bien pronto en el marcador y supieron manejar los tiempos del choque para remontar el vuelo después de una semana complicada. Los jugadores brindaron la victoria a los 1500 aficionados presentes en el Anxo Carro, que no pararon de animar y desde primera hora de la mañana tiñeron de azul las calles de la localidad gallega.

Se presentó Juan Antonio Anquela en Lugo con el once esperado. Ramón Folch y Forlín fueron las únicas novedades ante las ausencias por lesión de Sergio Tejera y Carlos Hernández. El resto del equipo titular fue el mismo que saltó al terreno de juego en la derrota contra el Zaragoza.

Escucha aquí la rueda de prensa de Anquela.

El partido no pudo empezar mejor para los intereses azules con un gol a los seis minutos de encuentro. Ramón Folch recibió un balón cerca del borde del área, envió un pase medido al espacio para Joselu, que, con poco ángulo, definió con un toque sutil cruzado ante la salida de Juan Carlos. El onubense anotó de esta forma su primer tanto con la camiseta carbayona y pidió perdón en su celebración tras su paso por el conjunto gallego hace dos temporadas. Antes, ya había avisado el cuadro ovetense con un remate de cabeza de Christian Fernández a la salida de un saque de esquina, que detuvo sin problemas el guardameta local.

El Oviedo optó por saber jugar con el marcador a favor, sin volcarse demasiado en ataque y siendo muy sólido en defensa. Salvo en algún momento puntual tuvo la primera parte bien controlada. El Lugo solo dio un par de sustos a la afición carbayona desplazada a tierras gallegas, uno de ellos fue a los quince minutos en un gol bien anulado a Cristian Herrera por fuera de juego y otro a la media hora con un remate picado de Pita en el segundo palo que despejó Alfonso a córner.

La segunda mitad siguió por los mismos derroteros. Ambos equipos buscaban los ataques a través de la posesión de balón, el Oviedo continuaba bien posicionado, mantenía las líneas muy juntas y lograba defender como bloque. A los diez minutos de la reanudación, el conjunto azul ponía tierra de por medio gracias al gol de Javi Muñoz tras un contraataque espectacular. La jugada se inició más atrás del centro del campo y en apenas cuatro toques se plantaron en la portería contraria. Ramón Folch vio el desmarque de Saúl Berjón por la izquierda, el extremo recortó a su defensor, realizó un pase raso, cambiando la orientación del ataque para la entrada de Joselu dentro del área, el delantero vio cómo llegaba desde atrás Javi Muñoz y el mediocentro conectó un disparo fuerte con el interior, que terminó entrando prácticamente por la escuadra.

Un gol que dejaba encarrilado el partido y que ya no iba a dejar escapar el conjunto carbayón. El Lugo lo intentó, sobre todo con algunos centros desde las bandas, pero en la mayoría de las ocasiones no encontró ningún remate claro y Alfonso vivió una segunda parte relativamente cómoda. De hecho las acciones de mayor peligro fueron para el Oviedo, que tuvo hasta tres ocasiones para sentenciar el choque a la contra. Primero fue Toché, que entró por Joselu en el minuto 67, el jugador que pudo marcar el tercero después de culminar un buen pase de Javi Muñoz, en una jugada parecida a la que dio lugar al primer gol de la tarde. En esta ocasión Juan Carlos sí pudo rechazar el esférico. Después sería el turno de Bárcenas, que recibió la asistencia de Toché, pero su lanzamiento se fue directamente al cuerpo del portero del cuadro gallego y por último Aarón Ñíguez, que previamente había entrado por Berjón, mandó un balón al larguero en un lanzamiento de falta desde el pico del área. A destacar también el debut en Liga de Edu Cortina que saltó al campo a falta de dos minutos para el final sustituyendo a Javi Muñoz y puso así la guinda a una semana soñada después de su estreno en la Copa del Rey.

En definitiva, un resultado justo, que incluso vistas las ocasiones falladas al final se antoja hasta corto, pero que sin duda sirve para aumentar la confianza del equipo y para dar una alegría a todos los ovetenses que viven una semana festiva con la llegada de San Mateo. El próximo partido de los azules será contra el Elche en el Carlos Tartiere (domingo, 16:00 horas).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?