Los migrantes siguen recibiendo ayuda de la calle

Los colectivos sociales que atienden a las personas que llegan a Bilbao preparan una movilización para el próximo viernes

Ongi Etorri Errefuxiatuak ha celebrado este domingo un desayuno solidario en la plaza de El Karmelo de Santutxu, en el que ha valorado de "técnica", la reunión que tuvieron el pasado viernes con Gobierno vasco, Diputación foral y Ayuntamiento de Bilbao. La finalidad era buscar soluciones al goteo incesante de migrantes que ha llegado a Bizkaia en los últimos meses, pero según miembros de la red de acogida no se llegó a nada porque las autoridades "aportan soluciones antiguas a nuevas realidades".

Desde las instituciones piden tiempo para ver si las nuevas medidas, entre las que se encuentra el centro de Berriz con capacidad para 20 mujeres con menores a su cargo, mujeres solas y personas convalecientes y el albergue de Oñati con 100 plazas, resultan efectivas.

Para Txus Elorza, uno de los voluntarios "estos programas son ineficaces e insuficientes para esta realidad de personas migrantes". Las cifras varían todos los días, pero los vecinos de la red de acogida atienden una media de 140 personas diarias en la ikastola El Karmelo. Llevan un mes en este local y el próximo domingo vence el plazo que les permite seguir ahí.

Entre las opciones que tanto vecinos como asociaciones plantean está establecer centros especializados con estancias de hasta seis meses, activar pisos y albergues de primera acogida de CEAR y presionar al Gobierno central para la derogación de la Ley de Extranjería.

A pesar de que el viernes no hubo resultados palpables, aseguran que tienen "voluntad de seguir dialogando y negociando" con las autoridades.  Para el próximo viernes hay convocada una movilización que arrancará en la plaza Ritxi, en Santutxu que recorrerá algunas de las calles del barrio con el fin de visibilizar el trabajo que los vecinos realizan con los migrantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?