Balears regulará la carrera científica en la Administración pública

El decreto que prepara el Govern fijará medidas de estabilidad para los investigadores del Idisba

Balears impulsará en los próximos meses el primer marco específico para regular la carrera científica en una Administración Pública, en este caso el Instituto de Investigación Sanitaria, que depende de la Conselleria de Salud. El decreto que prepara el Govern, y que ya ha pasado la fase de exposición pública, tiene como objetivo captar y retener el talento investigador y frenar la "fuga de cerebros" que se ha producido de manera especial durante los años de la crisis económica. Sus impulsores confían en que se haga extensivo a otros ámbitos.

Aunque no existe registro, ni siquiera a nivel estatal, del número de personas que han abandonado la carrera investigadora en este período, se calcula que instituciones como el IDISBA perdieron con los recortes en torno a un 40% del personal contratado.

De 2015 hasta la actualidad, la plantilla ha aumentado un 60%, con lo que se ha recuperado ese descenso e incluso se han rebasado las cifras de partida. También ha aumentado, en un 50%, el presupuesto del IDISBA y se han conseguido ingresos por otras vías, como los fondos de la ecotasa, de los que el año pasado se obtuvo una partida de 1,7 millones de euros.

Sin embargo, según la directora general de Acreditación, Docencia e Investigación de la Conselleria de Salud, Margalida Frontera, este incremento "no es suficiente".

En Balears hay un déficit en el número de investigadores, de hecho estamos a la cola, porque la media estatal es de 5,5 investigadores por cada 1.000 habitantes y en las Islas estamos en 2,5 investigadores por cada millar de habitantes.

Además de la inestabilidad laboral, en las Islas otros factores que ahuyentan a los investigadores son la dependencia de la economía del sector turístico, que invierte menos en innovación que otro tipo de industrias. La insularidad también es un handicap a la hora de atraer talento, pero por el contrario, Balears tiene unos clusters de conocimiento que, según Margalida Frontera, están muy bien posicionados y que se pueden utilizar como motores de atracción de talento científico.

Tras su exposición pública, el decreto seguirá ahora su trámite, que incluye el paso por el Consejo Económico y Social y el Consell Consultiu, hasta su aprobación definitiva, previsiblemente a finales de este año.

Más plantilla fija

El decreto que ahora prepara el Govern y que será pionero en España, según sostienen, contribuirá a estabilizar la plantilla de investigadores del Instituto de Salud y a su mejora salarial. Para alcanzar esos objetivos prevé medidas como la creación de un complemento de rendimiento, a modo de incentivo. En la actualidad el régimen laboral de estos profesionales es el mismo que el resto del personal laboral al servicio de la Administración.

Ahora hay 2 investigadores fijos, de los aproximadamente 60 que trabajan para el IDISBA, pero se espera alcanzar la docena en los próximos 7 años. El Govern apuesta porque otros centros adopten medidas estabilizadoras similares, aunque en el resto de los casos el proceso puede resultar más complejo porque se trata de institutos gestionados por varias administraciones.

Frontera destaca que cada investigador contratado atrae fondos de otras administraciones y de la empresa privada que permiten contratar más personal y financiar proyectos. Ninguna empresa pública genera tanto beneficio económico, sostiene.

El proceso de contratación actual es absolutamente arbitrario, por lo que muchos investigadores no saben si se les renovará o no el contrato hasta que expira el plazo de vigencia del programa por el que fueron contratados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?