Victoria festiva del Salamanca CF con sufrimiento de regalo

Los charros consiguieron el triunfo en el estadio Helmántico, primero de la temporada en esta Segunda División B (4-3)

Momento del partido en el estadio Helmántico. /

Desde el Estadio Helmántico

El Salamanca CF UDS esperó al fin de fiestas de Salamanca capital para regalar a sus aficionados la primera victoria de la temporada, que llegó en el Helmántico de manera sufrida, ante un Unión Adarve que pareció sobrepasado en los primeros veinte minutos por la entidad blanquinegra, pero que se rehizo con el primer gol del choque para ellos.

José Miguel Campos apostó de inicio por el mismo once que empató a cero ante el Burgos, con el único cambio de Vivi en el centro del campo en lugar de Amaro, lesionado. Los primeros instantes, salvo una internada de los madrileños en el área de Alcolea, fueron de los locales. En el minuto seis Owusu aprovechó un fallo defensivo visitante para batir por bajo a Cristian y poner el 1-0 en el Helmántico.

Siguió dominando el Salamanca CF, llevando el ritmo y la posesión del partido. Pablo González tuvo una oportunidad a través de un disparo lejano que no tuvo consecuencias. En el minuto 20, Fer Ruiz puso tierra de por medio con el 2-0. El jugador local aprovechó un balón muerto en el área tras una falta botada por Manu Molina para poner el segundo.

Y de repente, sin transición, el equipo local se vino abajo. Un saque de esquina que botaron los madrileños posibilitó que Guille se aprovechara de la indecisión charra para recortar distancias y poner el 2-1. No se amilanó el equipo de Madrid, que quiso más. Se vino arriba el Adarve y una falta en la frontal del área, botada por Miñambres, puso el 2-2 en el Helmántico. De nada sirvió la estirada de Alcolea, y es que la clase del jugador capitalino la hizo insuficiente.

Vuelta a empezar el choque. Otro aviso visitante en los primeros minutos, y otra respuesta charra. De nuevo Fer Ruiz, en carrera y aprovechando un pase en profundidad al interior, adelantó a los suyos. Era el 3-2 y el minuto 59. Quedaba tiempo para asestar la puntilla al Adarve.

Una oportunidad clamorosa de Calero, en mano a mano con Cristian, y un penalti sobre Pablo González que él mismo ejecutó rasa al interior de la meta visitante fueron las dos siguientes actuaciones del partido. Solo la segunda tuvo premio, pero un 4-2 ya eran palabras mayores.

Aunque las palabras se las lleva el viento y, por ello, el Adarve dijo 'aquí estoy yo'. En el minuto 79, Bravo anotó el 4-3 desde la corona del área revolviéndose y anotando un buen gol tras un centro que dejó más de diez minutos son aliento a la parroquia salmantina.

Al final, con la mala noticia de la lesión de Pumar como principal apunte del partido, y la doble amarilla a Vivi en el 85, que dejó al Salamanca CF con uno menos, los tres puntos se quedaron en casa. Guardó bien la ropa el equipo de Campos que demostró que quiere buen juego, ocasiones, divertir... y poner el nervio, mucho nervio, en la grada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?