D.O.Rías Baixas espera recoger hasta 36 toneladas de uva

La próxima semana se incorporan a la vendimia la mayor parte de las bodegas de la Denominación

Viñedo de la DO Rías Baixas /

A primeros de la próxima semana inician la vendimia la mayor parte de la bodegas de la D.O. Rías Baixas. Algunas ya lo hicieron esta semana. Se trata de aquellas que elaboran vinos espumosos para las que se utilizan uvas con niveles de acidez y graduación muy concretos. El año climatológico que determina la salubridad de la uva ha sido muy complicado, según explicó en la Cadena SER Baixo Miño,Agustín Lago, director técnico del Consejo Regulador. El frío y la lluvia durante la primavera obligaron a extremar las precauciones para evitar posibles enfermedades como el mildiu o el oidio.

Hay cantidad

Por el contrario, el verano propició una maduración de la uva muy favorable para los enólogos que buscan, además de un estado sanitario perfecto, un equilibrio entre la acidez y la graduación. Pese a ello y según subraya el técnico del Consejo, las previsiones superan las expectativas del sector de tal modo que la recolección prevista será de tan sólo un 10% menos con respecto a la de 2017. Esto se traduce entre 34 y 36 toneladas de uva. Conviene recordar que el año pasado se obtuvo la segunda mejor cosecha de la historia de la Denominación con una recolección superior a los 39 millones de kilos de uva.

Hay calidad

Capítulo aparte merece la calidad de la futura añada. El horizonte tardío de la vendimia propiciado por el tiempo seco y cálido incrementa los niveles de azúcar que a su vez, tienen su reflejo en la graduación y acidez. Con esta situación se espera una campaña normal en cuanto a recolección pero de notable calidad a la espera de los análisis de los primeros mostos que así lo confirmen.

Pero falta de mano de obra

Pero este inicio de vendimia también trae consigo problemas en el sector de cara a encontrar mano de obra. Ven como causa del problema la recuperación económica y por ende, una reducción del desempleo. Las condiciones específicas de la labor de vendimia hacen que resulte un trabajo "poco atractivo", ya que se trata de contratos temporales para unos pocos días o, en el mejor de los casos, varias semanas, dependiendo de las dimensiones de la bodega y de los viñedos. Antonio Ruiloba, socio de Bodegas La Val, comenta que este año se suma el problema de que la vendimia se ha retrasado y los estudiantes, que son uno de los colectivos que suele participar en estas tareas, ya comenzaron los preparativos para volver a los estudios. Con esta situación son muchas las empresas de trabajo temporal que en estos días inundan de ofertas internet ofreciendo una media salarial de 700 euros por 3 semanas de trabajo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?