Últimas noticias Hemeroteca

Icpor Soria aboga por la modernización del sector de las granjas porcinas para evitar malentendidos entre la población

La gestión de los purines y la usencia de olores en su granja de Cubo de la Solana es un modelo a seguir en España

El debate en torno a la proliferación de macrogranjas porcinas no solo se está produciendo en la provincia de Soria sino que se va extendiendo por diferentes comunidades autónomas pero es aquí donde preocupa sobremanera porque la provincia de Soria produce anualmente más de un millón de cerdos. Hay registradas 201 instalaciones con 446.656 cabezas, y se proyectan otras 13 explotaciones con casi 50.000 cerdos más, de las que 6.000 son madres. Desde la asociación de productores del porcino de Soria llaman a la tranquilidad y al apoyo del sector, como lo hace Icpor Soria, que es una empresa integrada por la cooperativa soriana Copiso e Industrias Cárnicas Loriente Piqueras S.A (Incarlopsa), asentada en el municipio conquense de Tarancón.

En la localidad soriana de Cubo de la Solana Icpor tiene una granja que abastece al matadero de Incarlopsa cuya producción termina en Mercadona y también en el mercado internacional; la mayor parte de la carne de cerdo procedente de Soria acaba en Asia, Japón y China, además de la Unión Europea. Son 2.685 cerdas madre las que habitan la granja de Cubo de la Solana, en 16.280 metros cuadrados a 1,7 kilómetros del municipio. Emplea a 200 personas entre empleos directos e indirectos, 60 de ellos en la planta soriana. La producción asciende a 80.000 lechones al año.

El número de municipios en España de menos de 100 habitantes ha aumentado un 42 por ciento desde el año 2000, el incremento experimentado en Castilla y León está 13 puntos por encima del crecimiento medio nacional alcanzando el 55 por ciento. El gerente de Icpor, Julián Redondo, explica que “el modelo de desarrollo sostenible a largo plazo de nuestras granjas porcinas que son de última generación puede convivir perfectamente con otras iniciativas para combatir la progresiva despoblación del medio rural porque nuestro modelo de economía circular nos permite generar riqueza, crear empleo y fijar población”. A medio plazo Icepor prevé crear en torno a 3.500 empleos directos e indirectos en pequeños pueblos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Los olores y el tratamiento de purines son los dos principales problemas que los vecinos de Soria ven a la hora de aceptar una nueva granja porcina cercana a sus viviendas, sin embargo Julián Redondo puntualiza que “las granjas que promovemos nosotros incorporan los sistemas más avanzados de gestión porcina en aspectos como el control permanente de nuestros animales y de las condiciones ambientales de la instalación para garantizar su bienestar; su diseño permite una integración perfecta en el entorno e incorporamos las herramientas más avanzadas para favorecer un entorno seguro e inodoro incluyendo una gestión responsable y sostenible del purín sin filtraciones ni olores”.

Es más, Redondo ha aclarado numerosos conceptos que se están trasladando a la población “de modo incorrecto” como puede ser que la puesta en marcha de una granja porcina en un municipio supondría una merma en el desarrollo de otras actividades como las relacionadas con el turismo; “los datos objetivos desmienten tales informaciones porque de 2013 a 2017 el censo porcino por ejemplo en la provincia de Segovia ha aumentado un 12,4 por ciento hasta superar los 1,2 millones de cerdos y el incremento en el grado de ocupación de los establecimientos rurales de la provincia en ese periodo ha aumentado en torno a un 34 por ciento”.

Respecto a los polémicos purines, “las granjas que promueve Icpor incorporan balsas de almacenamiento de hormigón y totalmente impermeabilizadas con capacidad para al menos seis meses, el doble de lo que determina la normativa vigente, y con pozos testigo que se analizarán periódicamente para garantizar la estanqueidad de la balsa. Una mayor capacidad de la balsa nos permite una gestión más eficiente del purín adecuándonos a los tiempos reales de las siembras y evitando fechas sensibles como fiestas y fines de semana. Para su aplicación utilizamos la inyección o el tapado instantáneo que minimizan el olor”. Dependiendo de las necesidades específicas de la granja y de las características concretas del terreno, Icepor realiza un proceso de tratamiento y depuración de purín con la separación del componente líquido y sólido para la obtención de un compost inodoro.

La planta porcina de Cubo de la Solana está operativa desde marzo de 2017 y supuso la inversión de 6,3 millones de euros. Cuenta con áreas específicas e independientes destinadas a cada proceso que garantizan el máximo control y seguridad en la cadena de producción con una trazabilidad absoluta y la máxima calidad del producto.

En Icpor no promovemos macrogranjas porque las que está operativas en España son anteriores al 2000 y ninguna es nuestra. En las granjas que promovemos el número de plazas está limitado conforme a la normativa vigente en España que es el Real Decreto 324/2000 que reguló, entre otros aspectos, el tamaño de las granjas porcinas en España, y donde se explica que en ningún caso podrá autorizarse la instalación de explotaciones con una capacidad superior a 864 UGM (Unidad Ganadera Mayor equivalente a un bovino adulto)”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?