El asesinato de Ustaran y la persecución de la UCD

El espacio mensual de 'La Ventana Euskadi' dedicado las víctimas del terrorismo

La 'Ventana de la Memoria' se acerca este mes a José Ignacio Ustaran, secuestrado y asesinado por ETA político-militar el 29 de septiembre de 1980, "por ser miembro de la UCD". En el comunicado en el que se atribuyó la autoría del asesinato, la banda terrorista advirtió de que continuarían los atentados contra militantes y dirigentes de este partido.

"Es un mensaje muy directo, vamos a por vosotros, y vamos a exterminaros; de hecho la UCD como formación política fue practicamente reducida a cenizas durante aquella época", según la evocación de José Antonio Pérez, historiador del Instituto Valentín de Foronda y coordinador del proyecto "Historia y Memoria del Terrorismo en el País vasco". Con él hacemos un recorrido por una etapa muy concreta del asedio de ETA, en pocos años, a la UCD, y especialmente en 1980, año del asesinato de, entre otros, Ramón Baglietto Martínez, Jaime Arrese o Juan de Dios Doval.

Eva Domaika entrevista desde los estudios de Radio Sevilla, ciudad en la que reside, a Charo Muela, concejala de UCD en Vitoria y viuda del ingeniero vitoriano y miembro de la Ejecutiva del partido en Álava, José Ignacio Ustaran Ramírez.

Charo Muela, concejala de UCD en Vitoria y viuda de José Ignacio Ustaran Ramírez, asesinado el 29 de setiembre de 1980 por ETA político-militar / cadena ser

La viuda de Ustaran se siente decepcionada por la ausencia de investigación tras el asesinato de su esposo en 1980 a manos de la banda terrorista; rememora "que le dejaron en su coche con un tiro en la puerta de UCD", y critica que no se haya esclarecido después de 38 años, "y solo a través de Covite pude conseguir el sumario, después de treinta y tantos años".

Charo Muela añade que "en este momento de mi vida estoy muy desmoralizada, ya no creo en nada ni en nadie, ni en políticos, ni en jueces ni en nada, ya que las pruebas están o perdidas o caducadas".

El asesinato de José Ignacio Ustaran tuvo una última consecuencia. La ruptura de ETA político-militar con su hasta entonces brazo político, Euskadiko Ezkerra. Se atribuye a Mario Onaindia la frase de que "ese día fue el más importante de la historia de EE. Dijeron "hasta aquí hemos llegado". El atentado fue la gota que colmó el vaso de un alejamiento que ya se producía desde hacía meses y provocó el primer comunicado de condena de la formación. Mikel Unzalu habló con Onaindia la misma noche en que los polimilis mataron a Ustaran y nos recuerda aquella conversación.. 

La firma de 'La Ventana de la memoria' de este setiembre la pone Antonio Rivera, catedrático de Historia de la UPV, con una reflexión sobre Historia y memoria, sobre la que versa su último libro 'Naturaleza muerta'.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?