Un paseo por el Señorío para disfrutar de Checatur

Ángel De Juan plantea un recorrido desde Molina hasta Checa aprovechando la celebración del I Congreso de Turismo Rural

Vista del Castillo de Molina y la Torre de Aragón. /

Coincidiendo con la celebración de Checatur, el primer Congreso de Turismo Rural de la provincia, Ángel de Juan propone esta semana en el espacio '101 cosas que hacer en Guadalajara' un recorrido por algunos rincones del Señorío de Molina.

La ruta comienza en Molina, capital de la comarca, donde podemos visitar el puente romano, el castillo, la torre de Aragón, las iglesias de San Felipe o Santa Clara, el palacio de los Molina, San Francisco (que incluye el Museo de Molina) o el palacio de los Marques de Villel. "Molina merece una visita. Tiene mucho que ofrecer y además es la capital de toda esta comarca que incluye también el Geoparque".

Antes de coger la carretera en dirección a Checa, De Juan nos propone acercarnos al Barranco de la Hoz, uno de los parajes más conocidos de la zona. "Es un punto clave, pero todavía sigue siendo desconocido para mucha gente".

El camino sigue por la carretera CM-210, donde podemos detenernos a hacer una de las mejores fotos de Molina. "Hay un mirador que poca gente conoce y que tiene una de las mejores vistas del pueblo. Muy recomendable". Dejamos a un lado Teroleja y Valhermoso y nos dirigimos hasta Tierzo. "En la plaza podemos ver unas pequeñas edificaciones llamadas zahurdas que son unas pequeñas pocilgas para el criadero de cerdos".

De vuelta a la carretera, nos encontramos con un desvío que nos lleva a la finca de la Vega de Arias, donde hay una vieja casona que dicen fue lugar y morada del Cid en su destierro. Cerca de allí están las Salinas de Armalla, en el valle del río Bullones, con su almacén de sal, piscinas, un almacén general y algunas casas. Hoy en día hay un hotel rural. En Terzaga podemos ver también las antiguas salinas. Además, merece la pena visitar la ermita de Santa María de la Cabeza.

La siguiente parada es Chequilla, uno de los pueblos más bonitos de la ruta. "Sus casas encaladas de blanco hacen que nos encontremos un pueblo de la sierra de Andalucía en pleno Señorío de Molina. Es imprescindible darse una vuelta por esta localidad rodeada de muros de arenisca y no debemos de dejar de visitar la plaza de toros, única en el mundo".

El camino concluye en Checa, a orillas del Cabrillas. "Podemos conocer la Aguaspeña, un manantial de piedra tobácea del que mana agua en cualquier época del año; las ruinas de Castil Griegos, o incluso La Espinareda, para estar un día de campo en plena naturaleza en un extenso pinar".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?