Un acusado de violación culpa al corrector del Whatsapp de las amenazas proferidas a su mujer

Visto para sentencia el juicio contra un cambadés acusado de un delito de violación continuada y otro de maltrato habitual

José Manuel Luna se acogió a su derecho para declarar únicamente ante su abogado, negando en todo momento los hechos. Argumenta que las relaciones sexuales con su expareja eran consentidas y que las amenazas a través de Whatsapp eran fruto de los errores del corrector y de sus celos, pero que inmediatamente le pedía perdón.

La declaración de la víctima fue a puerta cerrada, pero trascendental para que el fiscal modificase su escrito, no incrementando las penas, que recordamos ascienden a 18 años de prisión, sino argumentándolas todavía más. Refleja que los episodios de violación se repitieron hasta en ocho ocasiones, con intimidación y amenazas para que no contase nada como por ejemplo: “Vas a conocer a un hijo de puta de verdad” o “Todavía no sabes lo que puedo hacer”

El fiscal si añade en sus conclusiones una pena de 5 años de inhabilitación para el uso de armas.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?