Irun roza la tragedia

Un andamio colocado en un edificio de diez plantas de la calle Arbesko Errota se desploma sin causar daños personales

Situación en la que quedó la calle tras la caída de la estructura completa del andamio. /

Lo que podía haber sido una auténtica tragedia, se quedó afortunadamente en un susto. Ayer, minutos antes de las 6 de la tarde, por causas que ahora hay que investigar, el andamio colocado en la fachada de un edificio de diez plantas de la calle Arbesko Errota en el barrio de Arbes de Irun cedió. A los obreros, que trabajaban en la reparación de la fachada, les dio tiempo a volver a entrar en el edificio por uno de los balcones antes de que el andamio se desplomase. La estructura metálica en su totalidad cayó sobre una villa y aunque provocó importantes daños materiales, ninguna de las personas que en ese momento se encontraba en la casa resultó herida. Según ha podido saber Radio Irun, la señora que vive en esa villa, a la que se le ofreció un alojamiento alternativo, decidió finalmente ir a la casa de su hijo que vive cerca de la zona. En el momento en el que cedió la estructura metalíca, tampoco había coches aparcados en esa calle, ni ningún viandante en una zona muy transitada por paseantes y deportistas. Al lugar de los hechos se desplazaron efectivos de los bomberos, la policía municipal de Irun, la Ertzaintza, ambulancias y representantes del Ayuntamiento. Los vecinos, que en un primer momento fueron desalojados, por el temor a que la caída del andamio hubiese provocado a su vez una fuga de gas, pudieron volver a sus casas a última hora del día. La zona permanece acordonada y se ha habilitado la entrada y salida al parking por una misma calle. Ahora llega el momento de investigar las causas de este suceso que podría haber tenido consecuencias muy graves.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?