Una web feminista para cambiar la imagen de la calle Topete

La plataforma recorre esta vía de Tetuán a través de los relatos de 70 mujeres de 20 nacionalidades

Una merienda organizada en mayo por el colectivo Toxic Lesbian para hablar sobre proyecto, en una peluquería de la calle Topete, Madrid /

La calle Topete de Madrid se ha vinculado desde hace algunos años a titulares de delincuencia, droga y reyertas nocturnas. Todas las palabras de las que el proyecto El Beso pretende desprenderse. Esta iniciativa feminista pretende dar visibilidad a las mujeres de esta zona, conocida también como "el pequeño Caribe" por su población inmigrante, e incluye la creación de una página web. A través de 70 mujeres de 20 nacionalidades, el espectador puede dar un paseo virtual por esta vía de Tetuán en la que, desde balcones y ventanas, ellas relatan sus experiencias.

El colectivo Toxic Lesbian ha realizado durante más de cinco meses entrevistas a las mujeres del barrio. "Localizamos a las que querían participar y estuvieran dispuestas a contarnos su vida en esta calle, sus afectos y sus relaciones del día a día", explica Mar Barbero, una de las organizadoras de la iniciativa. El objetivo de resignificar la zona se hace a través de relatos femeninos porque la intención es que solo ellas sean las protagonistas. Ellas son, en su mayoría, las que levantan la economía de las familias.

Peluquerías, locutorios, pastelerías dominicanas o bares latinos se extienden a través de la calzada. Jeisy Tejada, llegó a Madrid hace 10 años y es la dueña de una tienda de ropa latina: "Me gustó mucho la idea de participar porque no solamente se trata de Topete sino de historias de mujeres que hemos salido a tratar de mejorar nuestro estilo de vida." Para ella esta vía es sinónimo de hogar: "la gente que vive aquí son clientas mías, gente que ya es mi familia. Nos conocemos todos y si no nos conocemos nos saludamos", explica Tejada.

El proyecto ha organizado meriendas y encuentros, no solo para grabar las entrevistas que se utilizan en la web, sino crear lazos entre ellas. "Te integras con las personas que han contado su historia, aprendes de ellas.", cuenta Tejada, "la que más me impactó fue una señora china que dice que su hija está acostumbrada a comer comida latina. Son culturas tan diferentes que dices ¡guau!", ría la mujer.

El Beso se enmarca en la plataforma Imagina Madrid, una iniciativa a la que el Ayuntamiento ha destinado 60.000 euros en 2018 para nueve planes que pretenden mejorar o revitalizar espacios en la capital. El broche final de esta iniciativa son unas lonas que se han colgado en los balcones de Topete con imágenes de las participantes. La exposición estará hasta el próximo 12 de octubre; pero la web seguirá todo el tiempo que sea posible.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?