Subidón en Artaleku

El Bidasoa-Irun gana al Granollers (28-27) y suma su tercera victoria de la temporada. Con 7 puntos de 10 posibles empata con el segundo clasificado en la Liga Asobal. Fundamental Rangel Luan en portería con un 36% de paradas

Imagen de un partido del Bidasoa /

Artaleku vive su segundo subidón de la temporada con el Bidasoa-Irun. Si grande fue el triunfo contra Ademar León, no menos grande debe ser considerada esta victoria contra Granollers. Un 28-27 que confirma su gran comienzo de Liga Asobal y que le permite sumar 7 puntos de los 10 que ha tenido en juego hasta ahora, lo que le sitúa con los mismos puntos que el segundo clasificado.

Se trata de algo que hay que valorar mucho, porque en estas cinco primeras jornadas Bidasoa ya ha jugado contra cuatro equipos que están en competición europea este año: Anaitasuna, Ademar León, Granollers y Barça. Y de esos partidos ha ganado tres y perdido otro, contra el Barcelona, que a día de hoy es inalcanzable para cualquier equipo nacional. Y encima con bajas en el equipo, importantes, como las de Kauldi Odriozola y Adrian Crowley, y otros jugadores importantes como Azkue, Seri y De la Salud sin estar al 100%. Este Bidasoa tiene muy buena pinta y empieza a hacer soñar a sus aficionados.

Contra Granollers, eso sí, tuvo que sudar hasta el final para conseguir la victoria. Llegó al descanso perdiendo por la mínima (14-15), pero con una igualdad extrema. Y en la segunda parte el partido siguió por los mismos derroteros. Con un intercambio constante de golpes, pero llevando el equipo catalán la iniciativa en el marcador, hubo que esperar hasta el ecuador de esa segunda mitad para ver a Bidasoa poniéndose por delante. Y cuando lo hizo ya no soltó esa referencia, aunque siempre con ventajas muy cortas, porque no pasaba de los dos goles. Y cuando tenía la oportunidad de ponerse tres arriba y empezar a decantar la balanza, no andaba atinado en ataque.

Pero entonces emergió la figura de Rangel Luan. El portero brasileño sostuvo una vez con sus paradas a su equipo en los momentos más críticos del partido, para conseguir terminar con un porcentaje notable de acierto en paradas, un 36%, que se dice pronto. En ataque, Leo David Renaud, Iñaki Cavero e Iker Serrano terminaron con cuatro goles. Jacobo Cuetara, además, supo también jugar con las superioridades numéricas y preparar buenos procedimientos en ataque uando salía de un tiempo muerto. A falta de un minuto, Bidasoa ganaba sólo de uno, pero tenía balón para marcar. Y lo hizo, en una buena acción de Jon Azkue. Era el 28-27 que ya no se movería del marcador de Artaleku, gracias a una gran defensa bidasotarra. Este Bidasoa ilusiona. Y mucho. Que no pare la fiesta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?