Se necesita terapia urgente para la sanidad rural

La Alianza UPA-COAG se une a las voces que reclaman a SACYL que afronte urgentemente los problemas de la sanidad rural como la falta de médicos en la atención primaria y en los hospitales comarcales

Aranda de Duero
RIBERA DEL DUERO
Castilla y León

No puede haber lucha contra la despoblación sin apostar por una asistencia sanitaria de calidad en el medio rural. Es el argumento fundamental con el que se suma una voz más y tan cualificada como la de la Alianza UPA-COAG para solicitar a SACYL que atienda especialmente a la población de los pequeños municipios. Esta organización agraria insiste en que solo pide que los habitantes de estas localidades ténganlos mismos derechos que quienes viven en las poblaciones más grandes. A las deficiencias continuas que vive la atención primaria en el medio rural, donde es frecuente que no se cubran guardias e incluso que en los casos más extremos se extingan plazas o se cierren consultorios médicos se añade la situación que están viviendo los hospitales comarcales, entre ellos el Santos Reyes de Aranda. Atender y estar en el medio rural, con el que comparten deficiencias en comunicaciones y otros servicios, dificulta que se cubran plazas vacantes de algunas especialidades médicas, cuyos profesionales prefieren optar por hospitales de las capitales de provincia. Por esta razón desde la Alianza UPA-COAG se suman a la reivindicación que ya han expresado en la comarca ribereña las plataformas vecinales: que el SACYL busque la forma de incentivar las plazas de difícil cobertura, tanto en atención primaria en los pueblos como en los especialistas de hospitales comarcales.

Desde UPA-COAG consideran también que hay otras deficiencias que padece el medio rural que inciden indirectamente en la precarización de la sanidad rural: las malas comunicaciones por carretera o ferrocarril, pero también las enormes deficiencias en la tecnología, cuyas lagunas y apagones dificultan el correcto funcionamiento de herramientas digitales de uso común en la sanidad. A todo ello añaden también un problema que se genera en la educación y se arrastra a la sanidad: la desventaja que se encuentran los estudiantes de la región para acceder y luego desempeñar su carrera de Medicina en esta tierra. Mientras la exigencia del sistema educativo castellano y leones deja fuera de las universidades regionales a los estudiantes de esta tierra, permite que entren los venidos de otras comunidades donde resulta mucho más sencillo obtener la nota de corte requerida. Los responsables de UPA-COAG entienden que de esta manera se frenan las aspiraciones de quienes podrían quedarse a trabajar en Castilla y León se facilita la formación de quienes preferirán volver a sus lugares de origen.

UPA-COAG solicita medidas reales y eficaces que pongan remedio a un problema que debe ser abordado de manera integral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?