El Obra regresa de Canarias con la primera derrota y un buen bagaje

Ante el Tenerife, el equipo santiagués no tuvo opción en ningún momento y acabó hundido en la pista y el marcador. Borrón y cuenta nueva para recibir consecutivamente a dos grandes como Valencia Basket y Real Madrid en Fontes do Sar

Kyle Singler debutó el pasado sábado en el partido jugado por el Obradoiro ante el Tenerife /

Tras su mini gira por las Islas Canarias, regresa hoy a los entrenamientos la plantilla del Monbus Obradoiro tras las tres primeras jornadas condensadas en dos semanas. Y lo cierto es que, con los problemas que han acompañado al equipo antes del inicio liguero, y durante el arranque de la competición, el bagaje es cuando menos notable al haber anotado dos triunfos a su casillero. Convincente y sólida la primera en el estreno ante San Pablo Burgos, sufrida, muy trabajada y meritoria la obtenida en la pista del Herbalife Gran Canaria en el primero de los dos duelos jugados en Canarias.

Para el cajón de los horrores, la encajada ante Iberostar Tenerife, con récord de anotación negativa (52 puntos) en la ACB y sin opciones durante un partido dominado de principio a fin por el equipo tinerfeño. No pudo jugar Máxime de Zeeuw por el fuerte golpe sufrido en la espalda el jueves, debutó Kyle Singler (aún perdido y falto de adaptación a los sistemas de juego) y se quedó como espectador por ello Kendall Stephens, decisión que podría repetirse en el futuro al haber tres extracomunitarios en la plantilla.

Pero el bagaje del equipo preparado por Moncho Fernández es cuando menos notable tras las tres primeras jornadas. Debutó con triunfo, venciendo y convenciendo ante un buen rival como es el San Pablo Burgos, tal y como se demostró en la segunda jornada en la que fue capaz de derrotar al Baskonia.

Ganó, sufriendo y sabiendo jugar en los momentos complicados del partido en una pista de Euroliga como es la del Herbalife Gran Canaria. Con un gran Kostas Vasileaidis y un enorme David Navarro, bien acompañados por el resto de sus compañeros que supieron imponerse en la prórroga.

Tocó cerrar la gira canaria ante el Iberostar Tenerife. Derrota sin paliativos. El equipo estuvo mal, sobre todo en ataque, Nadie encontró el golpe de pedal necesario que pudieran acompañar más efectivos de la tropa obradoirista. Borrón, y a pensar en lo que viene.

Consecutivamente, y en tarde de domingo, pasarán por A Caldeira do Sar dos equipazos como son el Valencia Basket (domingo 14 a las 17:00 horas) y Real Madrid (domingo 21 a las 17:00 horas). Todo lo que sea romper pronósticos y sacar alguno de esos dos partidos, sería un éxito tremendo, pareciendo más factible hacerlo contra el Valencia que contra un Real Madrid que parece intratable por lo visto en la Supercopa de Santiago y este arranque liguero. Pero, lo primero a lo largo de esta larga semana, de aquí al domingo, será recuperar a De Zeeuw, seguir metiendo en el equipo a Kyle Singler, y peparar con todo mimo el duelo ante el Valencia. El equipo taronja ha sufrido dos derrotas, ante el Unicaja (86-73) y Real Madrid (70-88) y estrenó el casillero de victorias este fin de semana ganando a domicilio al UCAM Murcia (68-81)

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?