Puente Genil rechaza un centro para menores inmigrantes ante las quejas vecinales

Los vecinos proponen "la devolución en caliente" de los menores y aseguran que se sentían inseguros ante "niños que han crecido en la marginalidad y la violencia"

Un miembro de Cruz Roja Española lleva a un menor que llegó a la costa del Mediterráneo. /

El Ayuntamiento de Puente Genil ha desactivado el proyecto de apertura de un Centro de Menores No Acompañados en esta localidad después de las quejas de los vecinos, que proponen “la devolución en caliente de los menores a sus países de origen”.

La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales trabajaba con el consistorio y la Fundación APRONI para ubicar un espacio de este tipo en el antiguo edificio de las religiosas Filipenses, en la barriada de Santo Domingo, para atender a los niños y niñas que llegan a España sin la compañía de sus progenitores. Según ha informado en un comunicado el consistorio pontanés, “el alcalde comprende las reacciones de preocupación y desasosiego que ha generado en el barrio” este proyecto. El alcalde socialista, Esteban Morales, se hizo eco del “malestar que había suscitado la noticia entre cierto sector vecinal” aunque no ha querido ahondar más en los motivos que basaba esa preocupación y desasosiego rechazando la invitación de Radio Córdoba. También se ha negado a dar su versión de lo ocurrido la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y la propia fundación que iba a desarrollar el proyecto.

Quienes sí han querido explicar por qué no les gustaba este centro han sido los vecinos. Uno de ellos, Eduardo Roldán, que ha ejercido de portavoz de los mismos en Hoy por Hoy Córdoba ha explicado que “son niños que se han criado en la marginación y han vivido en un ámbito de violencia como algo natural”. Los vecinos, que dicen sentirse “inseguros” ante la posibilidad de que se abriese este centro, amenazaron con movilizarse en la tarde de hoy y tras la decisión municipal han advertido de “que la decisión del alcalde no sea para callar bocas, ahora que vienen las elecciones”. Roldán añade que no está en su ánimo “generar violencia”, ni se considera racista, pero “no estamos conforme de que se ponga el centro ahí”. Y propone la devolución en caliente de los niños a su país. “De toda la vida nos hemos sentido solidarios”, culmina.

Por su parte, el portavoz de IU en Puente Genil, Jesús David Sánchez, ve “prejuicios relacionados con el racismo y la xenofobia” entre la postura vecinal y entiende, “al mismo tiempo, que esa falta de información pueda generar nerviosismo”. Sánchez sí se reconoce que “cuestiones como las que han pasado empañan la imagen solidaria de Puente Genil” y eso les “entristece”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?