MOTOCICLISMO MOTOCICLISMO Marc Márquez gana en Japón y conquista su quinto título de MotoGP

José D. Espejo: "Se me hace un nudo en la garganta cuando veo familias que no pueden pagar las necesidades especiales de sus hijos"

En Hoy por hoy abordamos la difícil situación a la que se enfrentan miles de familias murcianas con hijos con necesidades especiales por la falta de apoyo

José Daniel Espejo, portavoz de padres y madres con hijos con necesidades educativas especiales /

Madres y padres de la Región de Murcia con hijos con necesidades educativas especiales educativas han dado un paso adelante y se han constituido en Plataforma de Afectados para pedir a Educación que tenga en cuenta la realidad de miles de familias murcianas; en total 9.000, que se ven abocadas a una difícil situación para poder integrar a sus hijos en el sistema educativo en particular y en la sociedad en general.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el recorte de las becas de apoyo extraescolar para niños con necesidades educativas especiales, que por el momento sigue en el aire.

José Daniel Espejo, padre de dos hijos con necesidades especiales. Uno de ellos, de 10 años, tiene autismo, y otro, de 11 años, con altas capacidades, ha contado su caso y el de muchas familias murcianas que viven con preocupación el poco margen que les va quedando a la hora de poder sacar a sus hijos adelante sin apenas ayuda por parte del Gobierno regional.

Dice Espejo que en este momento lo que más les preocupa es buscar una solución para poder seguir recibiendo las becas de apoyo extraescolar, "cuya tramitación cada año es más complicada", aunque la lista de reivindicaciones abarca otros muchos asuntos. Solicitan la  ampliación de los apoyos de Audición y Lenguaje; una garantía para la sustitución de los apoyos en atención temprana que causen baja; pasando por la reducción de las ratios en Aulas Abiertas.

José Daniel Espejo no entiende cómo la consejería de Educación puede invertir parte de su presupuesto en determinadas medidas; como pruebas de nivel o conciertos de bachillerato, olvidando a las 9.000 familias con hijos con necesidades educativas especiales. "Nos produce estupor y nos hace pensar que no es un problema de presupuesto sino de prioridades", lamenta Espejo.

El portavoz de los padres y madres afectados dice que lo más duro es tener que tomar decisiones como la eliminación de actividades extraescolares; como la natación, que en el caso de su hijo de 10 años es necesaria para mitigar la ansiedad y cuyo coste asciende mensualmente a 120 euros.  "Cada vez que lo pienso se me hace un nudo en la garganta", concluye con la voz rota, José Daniel Espejo.

La consejería de Educación sostiene que las becas dependen del Ministerio y que están pendientes de resolución.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?