Los trabajadores de prisiones irán por primera vez a la huelga general

En Asturias hay 400 trabajadores en plantilla y la población reclusa ronda las 1.000 personas

Los trabajadores de prisiones de toda España, incluyendo Asturias, están llamados a la primera huelga general de la historia de Instituciones Penitenciarias. Se han programado seis jornadas de paros los días 24 y 25 de octubre y los días 6, 8, 13 y 15 de noviembre. La convoca la plataforma sindical a nivel estatal de la que forman parte UGT, CSIF, CCOO y ACAIP  que tras 18 meses de movilizaciones han optado por esta vía, más radical; las razones que esgrimen son los problemas con unas plantillas escasas y envejecidas (en el caso de Asturias hacen falta según los convocantes, al menos 70 efectivos más y la media de edad ronda los 57 años); también las agresiones por parte de los reclusos que "están a la orden del día" (34 en la prisión asturiana entre 2016 y 2017) y a todo esto añaden la pérdida de poder adquisitivo o las diferencias de sueldo entre centros, que puede alcanzar hasta 600euros de diferencia según la prisión en la que se trabaje. 

Pero la razón última por la que se han decidido a dar el paso hacia la huelga general ha sido la retirada de la mesa de negociación por parte de Instituciones Penitenciarias de una propuesta por valor de 122 millones de euros a invertir en tres años, traducidos en 375 euros de sueldo más al mes por trabajador; propuesta que se hizo puso encima de la mesa el 25 de septiembre y se retiró tres días después, el día 28. José Ramón López, portavoz nacional de la plataforma sindical convocante lo tilda de "falta de respeto" y llama a la reflexión al Ministro Fernando Grande- Marlaska para que vuelva a poner este dinero sobre la mesa como punto de partida a una negociación entre las partes.

En cuanto a los servicios mínimos que se han de decretar de cara a las jornadas de huelga, estos sindicatos pretenden negociarlos expresamente, y sólo los aceptarán en cuestiones como la asistencia sanitaria, el servicio de alimentación de los reclusos o la seguridad. No así por ejemplo, en temas de Comunicación, lo que no descartan, pueda provocar problemas con los internos. Sea como sea, si los servicios mínimos fueran excesivos ya anuncian que los denunciarán a nivel judicial.

Además, el próximo 17 de octubre los delegados sindicales del sector en todo el país anuncian que llevarán a cabo una cadena humana a las puertas del ministerio de Interior, en Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?