Últimas noticias Hemeroteca

El ascenso del Depor en la 'encerrona' de Huesca

Eduardo Díaz recuerda la primera gran gesta del Deportivo Guadalajara en 1973

Alineación del Deportivo Guadalajara en la eliminatoria contra el Huesca. /

El ascenso a Segunda División conseguido en el campo de Anduva (Miranda de Ebro) fue el mayor logro de la historia del Deportivo Guadalajara, pero no el primero. En 1973 el club morado consiguió en Huesca su primer ascenso a categoría nacional, un acontecimiento que Eduardo Díaz nos recuerda esta semana en el espacio 'Historietas de Guadalajara' del programa Hoy por Hoy.

"Fue algo histórico y se vivió de forma muy especial en la ciudad", destaca Díaz. "En aquel momento no había tantos partidos por televisión y la gente estaba volcada con el Deportivo Guadalajara. Cada partido en el Escartín era un río de gente con banderas, pancartas y la gente animando al equipo. Era digno de ver".

Precisamente en el Escartín se disputó el partido de ida (10 de junio), pero un Escartín diferente del que conocemos hoy. "Estaba la tribuna y luego nada, campo separado por unas maderas atadas con unas sogas. Tampoco existía la vaya que hay ahora y que se puso justo después de aquella eliminatoria. Era el tendido de los sastres, donde se ponían y lo veían sin pagar porque se veía de maravilla. Enfadaba mucho a los directivos y se llegaba a pedir por megafonía que, por favor, entraran al campo".

La alineación del primer partido estaba formada por José Luis Sesma (portero); Lozano, Ramírez, Coloscou y Calleja (defensa); Montero, Santiago, Chando y Eusebio (centrocampistas); Ferrer y Cerrillo (delanteros). "Eran jugadores que vivían en Guadalajara y sentían los colores. La ciudad se la conocían de arriba abajo y eran muy conocidos porque llevaban ya varios años en el club".

El resultado del primer partido fue 2-0 (ambos marcados por Eusebio), lo que movilizó aún más a la gente para el partido de vuelta. Pero antes de jugar ese partido, la expedición morada hizo parada en la basílica de Zaragoza para encomendarse a la 'Pilarica'.

La vuelta se jugó en El Alcoráz (hoy de Primera División) con un ambiente muy caldeado. "Fue una encerrona. Era infernal. Estaba liderado por Manolo el del Bombo, el de España, que ahora vive en Valencia, pero es de Huesca y ya movilizaba a toda la afición. Y se notó la presión porque a los 6 minutos el Dépor ya encajó el primer gol".

El resultado final fue de 2-1 para el Huesca, lo que sirvió al conjunto alcarreño para conseguir el ascenso. "Fue tremendo. La Policía quiso detener a Ferrer por provocar a la afición, hubo un altercado y tuvieron que salir pitando".

El partido se retransmitió por radio a Guadalajara a través de Radio Popular. El locutor fue Vegarmi, uno de los pioneros de la prensa deportiva alcarreña junto a Bernabé Relaño (Nueva Alcarria) y Ángel Asensio (Flores y Abejas). "Tuvieron muchos problemas para retransmitirlo pero había mucha expectación y cuando marcó Eusebio tembló toda Guadalajara".

A su regreso a Guadalajara, los jugadores fueron recibidos por muchísimos aficionados en Cuatro Caminos. "El Moto Club Alcarreño decidió recibirlos con todas las motos. Hablaron con el Gobernador Civil y prepararon una llegada a la altura de la gesta que habían conseguido".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?