Un músico de la OSG toca en la calle tras perder una pierna

Esquina de la Calle Real /

Un músico tocando mientras la gente pasea. Una imagen que posiblemente muchos de ustedes hayan visto en la calle Real. Un músico, concretamente un violonchelista, que formó parte de la Orquesta Sinfónica de Galicia, una de las mejores del mundo, y que ahora toca en la calle. Lo hace porque tuvieron que amputarle una pierna y el Estado le concedio la incapacidad permanente, lo que le impide seguir formando parte de la formación, él pide la absoluta. La pequeña retribución es insuficiente para vivir y no ha dudado en volver a tocar, aunque sea a cielo abierto.

En la calle Real con su silla de ruedas se le puede ver a diario, en una de las esquinas más concurridas de A Coruña, suenan suites de alto nivel a cargo de este aleman que vió nacer a la orquesta gallega. Estuvo 26 años en la formación, hasta que el pasado 1 de febrero se quedó en la calle, ya sin la pierna que le habían amputado en octubre del 2017 por un problema circulatorio. En la valoración de la minusvalía por el tribunal médico le concedieron solo un 55 % porque atendieron tres diagnósticos de 18, por lo que la prestación económica que recibe es mínima.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?