Últimas noticias Hemeroteca

Las instituciones vascas impulsan un plan contra la enfermedad de los pinos

Las instituciones vascas han puesto en marcha un plan para frenar la enfermedad de la "banda marrón", que afecta ya al 33,15% de los pinos de Euskadi

Unzueta ha precisado que los técnicos consideran que el tratamiento podría aplicarse en primavera de 2019. /

Las instituciones vascas han puesto en marcha un plan para frenar la enfermedad de la "banda marrón", que afecta ya al 33,15 % de los pinos de Euskadi y que incluye diversas medidas, entre ellas la aplicación de un tratamiento aéreo con óxido cuproso sobre masas forestales, que requiere la autorización del Gobierno.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, acompañada por los diputados forales de medio rural de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava, Ainhoa Aizpuru, Elena Unzueta y Eduardo Aguinaco, respectivamente, han dado a conocer hoy en una rueda de prensa en San Sebastián los detalles de esta estrategia conjunta.

Tapia ha explicado que este plan contempla tres ámbitos principales de actuación que son la generación de conocimiento en torno a la enfermedad y su afección; la puesta en marcha de medidas para hacer frente a la expansión del hongo, y la necesaria recuperación del sector.

Respecto a la generación de conocimiento en torno a esta enfermedad, conocida como "banda marrón" por el color que deja en los árboles, las líneas de actuación irán encaminadas, por una parte, a registrar las zonas afectadas, clasificar las superficies por grado de afección, y a analizar la evolución de la enfermedad, su ciclo y capacidad de persistir en los restos tras la tala.

Por otra parte, se trabajará en la búsqueda de una solución con la aplicación experimental de distintos tratamientos en monte, la identificación de prácticas de éxito en otros lugares y el intercambio de información con expertos. También se estudiará la influencia de los factores climáticos en la extensión de la enfermedad, ha detallado Eduardo Aguinaco.

En cuanto a las medidas para hacer frente a la expansión de este hongo, Elena Unzueta ha señalado que el objetivo de las mismas será prevenir la enfermedad, tratar la misma y buscar alternativas.

Ha anunciado que las instituciones vascas están tramitando la autorización especial para el tratamiento aéreo con óxido cuproso, que requiere el visto bueno del Ejecutivo central y que en otros lugares ha dado resultado con hongos similares al que afecta a los pinos en Euskadi.

Unzueta ha precisado que los técnicos consideran que el tratamiento podría aplicarse en primavera de 2019 ya que se ha constatado científicamente que sería el momento en el que el producto tiene mayor efectividad.

La importación de plantas resistentes a este hongo; el refuerzo de las medidas preventivas en los planes de ayudas forales o la elaboración de una guía que recogerá las prácticas forestales recomendadas para estos casos son otras de las iniciativas previstas en el plan conjunto.

En el ámbito de la recuperación del sector, Ainhoa Aizpuru ha señalado que se diseñarán proyectos para hacer plantaciones experimentales en los montes forales, se reforzará el plan de ayudas forestales para incentivar la tala de plantaciones enfermas y la reforestaciones con especies resistentes, y se buscarán y plantarán pinos también resistentes a la enfermedad.

En la misma rueda de prensa, las instituciones vascas han dado a conocer una declaración institucional en la que califican de "amenaza" la "rápida propagación de la enfermedad" en las últimas semanas y ponen de relieve la preocupación del sector forestal-maderero vasco, que representa el 1,5 % del PIB de Euskadi y emplea alrededor de 21.000 personas.

En el texto, Gobierno Vasco y diputaciones se comprometen a estrechar la colaboración con el sector forestal con un doble objetivo: mantener sus señas de identidad, labradas en torno a valores como la competitividad y la sostenibilidad, y evitar el abandono de la actividad forestal en los montes, ya que ello podría generar efectos perniciosos como riesgo de incendios forestales y pérdida de biodiversidad.

Las instituciones vascas se reafirman en torno a este plan conjunto para la recuperación de los bosques de coníferas, que está abierto a las modificaciones que sean necesarias y que es fruto del trabajo realizado en esta materia desde octubre de 2017.

Baskegur, la Asociación de la Madera de Euskadi, se felicita por la puesta en marcha desde las de Diputaciones Forestales y Gobierno Vasco de un plan de acciones para hacer frente a la enfermedad conocida como banda roja-marrón que afecta a los pinares de Euskadi. Una batería de propuestas encaminadas a fomentar la investigación y la generación de conocimiento, medir la afección y sentar las bases para la recuperación de un sector estratégico por su valor económico, medioambiental y social.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?