Últimas noticias Hemeroteca

Solazarse en la Feria de Cantalojas y pasear por el Hayedo

Ángel de Juan recomienda visitar esta localidad de la Sierra Norte coincidiendo con la Feria de Ganado que se celebra el 12 de octubre

Vacas en las cercanías de Cantalojas. /

"Las vacas, cuerdas todas, son en esta plaza una enseña que enorgullece a los lugareños. Y, junto a las casas rurales y demás inventos de nueva generación, representan el futuro del municipio. Es fácil reparar en las orondas reses que, año tras año, se vienen exhibiendo en los lotes de la Feria de Ganado local, siempre para el Pilar".

Así se describe el libro '101 cosas que hacer en Guadalajara' la propuesta número 46, 'Solazarse en la feria de ganado de Cantalojas'. El evento vuelve a celebrarse este viernes, como es tradicional, coincidiendo con el 12 de octubre, y de ella nos habla esta semana Ángel de Juan, uno de los autores del libro.

"Es una manera perfecta de pasar un día festivo como el de mañana conociendo Cantalojas y en general la Sierra Norte", asegura De Juan. "Y lo cierto es que las vacas son una parte más del paisaje de esta comarca, y no solo durante la Feria. Además, hay que promocionar también la carne de la zona, que es de muy buena calidad".

Pero la Feria puede ser también una buena excusa para conocer el paisaje de Cantalojas, incluido el Hayedo de Tejera Negra, destino prioritario durante los meses del Otoño. "Cualquier año es bueno para visitarlo, pero este de una forma muy especial porque, con la primavera tan lluviosa que tuvimos, está muy frondoso y puede ofrecer una mayor espectacularidad en los recorridos. Y si van no olviden la cámara de fotos, que seguro que no se arrepienten y consiguen un reportaje de los que se recuerdan mucho tiempo".

El Hayedo cuenta con elementos muy conocidos como el Tejo Milenario o La Carbonera, pero De Juan nos recomienda de forma especial el tramo que va desde el collado de la pradera de Matarredonda hasta el collado del Hornillo. "Es el corazón del Hayedo. la senda es ancha, está bien, y las hayas están encima, uniéndose unas con otras y creando una imagen espectacular. Si además tenemos un día de otoño, con neblina, el paraje es todavía más llamativo".

El Hayedo no tiene limitación de personas, pero sí es necesario reservar plaza para poder aparcar a las puertas de la ruta más conocida, reservas que se agotan con mucha antelación. "Yo les recomiendo, si pueden, ir entre semana. No van a tener problema y además van a hacer la ruta con mayor tranquilidad. Y otra magnífica opción es conocer el Hayedo en primavera, cuando la hoja está saliendo. Es diferente, pero también muy recomendable".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?