Últimas noticias Hemeroteca

Unos vigilantes de seguridad agreden a un chico negro en el Cercanías

La Red Española de Inmigración lo ha denunciado al Defensor del Pueblo y pide explicaciones a Fomento

Momento de la polémica /

Ocurrió a las 11.30h de la mañana de ayer, en un tren con dirección a Cercedilla, cuando dos vigilantes de seguridad pidieron el billete a un joven negro y éste se negó a dárselo alegando que ellos no están autorizados ya que eso es la labor de un revisor. Acto seguido, los vigilantes le cogieron de forma violenta y se desató la tensión en el vagón. 

"Soy autoridad en Renfe, acompáñeme fuera, por las buenas o por las malas", señaló el vigilante. "No debería haberme enganchado así. No se exceda de su trabajo y llame al revisor", indicó el joven a lo que le respondieron los vigilantes: "Te estás excediendo tú. Estás deteniendo un tren con 300 personas por tu puta cabezonería".

Tras el forcejeo, un hombre enfadado por el trato recibido, muestra lo que parece ser un carnet de vigilante mientras le dice a la pareja de seguridad que sabe perfectamente cuáles son sus funciones, a lo que uno de los vigilantes le responde insultándole "como compañero" de profesión.

Algunos de los pasajeros pidieron a este viajero que abandonase el tren pese a su negativa. "Yo no me voy a bajar. Aquí está mi billete ¿Por qué me tengo que bajar? Si no he hecho nada", explicó. Los vigilantes no podían comprobar si su abono estaba en regla ya que no tenían el aparato indicado. Finalmente, dos parejas más de vigilantes se suben al tren y consiguen sacar al joven del vagón, a quien reducen en el suelo del andén de la estación madrileña de Atocha.

Denuncian una presunta agresión racista por parte de la seguridad de Renfe

La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha presentado esta mañana una denuncia ante el Defensor del Pueblo por una presunta agresión racista a un hombre negro por parte de agentes de seguridad de Renfe Cercanías Madrid, al que exigieron mostrar su billete de tren y al que terminaron sacando del vagón a la fuerza.

Según la Red Española de Inmigración y Sos Racismo, se trata de un incidente racista, además de que los vigilantes, aseguran, se excedieron de sus competencias exigiendo el billete a un viajero.

"Este hecho deleznable es una muestra de libro de racismo institucional, empezando por la identificación racializada hacia el usuario de Cercanías para seguir con el ataque físico y verbal a un usuario que únicamente pedía que le fueran respetados sus derechos", asegura el presidente de la Red, Daniel Méndez, en un comunicado.

Agrega que es "vergonzoso" que "incluso cuando un miembro del Cuerpo Nacional de Policía que no estaba de servicio indica a los empleados de seguridad que se estaban excediendo en sus funciones, éstos persistan e incluso pidan refuerzos, detengan el vagón y, entre insultos, le impidan continuar su viaje".

Por ello exigen al Ministerio de Fomento "el cese inmediato de las relaciones con esa empresa de seguridad y una reunión urgente para trabajar en un protocolo que impida las identificaciones raciales en Renfe y Adif".

Sos Racismo también ha condenado la "agresión" y ha instado a Renfe a "abrir inmediatamente una investigación para depurar responsabilidades", al tiempo que ha denunciado la "constante criminalización de las personas racializadas en el sistema de transportes de Madrid", donde, según afirma esta organización, las paradas "racistas" se producen "con bastante periodicidad".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?