Centro Comercial Mediterráneo vs Centro Comercial Torrecárdenas

Providencia judicial ante una denuncia de Tomás Olivo por problemas con las tuberías. Bogaris y el Ayuntamiento dicen que el Centro Comercial Torrecárdenas abre el 25

El alcalde de Almería, Fernández Pacheco visitando las obras del Centro Comercial Torrecárdenas. /

“Estoy seguro de que el 25 de octubre vamos a abrir nuestras puertas al público”. Así de tajante se ha mostrado Javier Marín, director general de Bogaris, en declaraciones a la Cadena SER después de recibir la providencia dictada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Almería.

 Para el representante de la empresa comercial esta denuncia no es más que parte de “una guerra comercial” ya que la denuncia la presenta la empresa General de Galerías, es decir, Tomás Olivo propietario del Centro Comercial Mediterráneo. Afirma así Marín que él cree que “no tiene ningún interés en el agua de Almería ni en la del Bajo Andarax sino que, lo que quiere, es que nuestro proyecto no abra”. Explica el director general de Bogaris que lo que solicita la provindencia “son explicaciones” y está convencido de que “en las próximas horas tanto el Ayuntamiento y como Medio Ambiente van a darlas”.

 De hecho, el concejal de Desarrollo Urbano y Vivienda, Miguel Ángel Castellón, afirmaba también en la SER que “el lunes a primera hora se va a proceder a documentar toda la información, de forma clara y concisa”. Así explica que “se trata de una obra que acomete la Junta de Andalucía para construir una tubería que lleve agua desalada al Bajo Andarax y que pasa por un sector urbanizable. En su momento Aqualia redacta un informe en el que dice que esa obra no cumple con la normativa y que se deben adoptar unas medidas correctoras”. Según Castellón, esto “se pone en conocimiento de la Junta, el Ayuntamiento recepciona el proyecto de urbanización enterado de esa petición, y al parecer, la Junta adoptó esas medidas correctoras e hizo un modificado de su proyecto”.

 

Por su parte desde la Delegación de Medio Ambiente su responsable, Raúl Enríquez, no quiere hacer valoraciones hasta que no se haya remitido toda la documentación al juzgado. Eso sí, recuerda que la obra aún no se ha recibido y que la tubería no ha estado en uso, por lo que “no se ha podido poner en riesgo sanitario el agua del Bajo Andarax”.

 

Desde la empresa promotora del centro comercial quieren dejar claro que la tubería transcurre por una carretera cercana al centro, en el mismo sector, pero nunca bajo el edificio de Bogaris. Y recuerdan que ellos cuentan con todas las licencias, todos los permisos, y todas las garantías para la puesta en marcha de la instalación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?