Últimas noticias Hemeroteca

Rayito abre su corazón

Un boxeador que quiere hacer historia

Rayito en la Cadena SER Almería. /

Un roquetero que vive por y para el boxeo en Helsinki, donde se ha instalado con su mujer, también boxeadora y la que adora.

Rayito, apodo que adquirió estando en el Ejército, sueña todos los días con ser el mejor boxeador de la historia en Almería. Tiene la cosas muy claras y desea no defraudar a sus seguidores. Es un tipo agradecido y con un corazón sano, de esos que merece conocer porque es una persona de verdad.

Unos días en Almería dan la vida... He estado un año y medio fuera de Almería, ya la verdad es que se echa mucho de menos la tierra, la familia, los amigos, el calor, la playa... nuestra Almería tiene tantas cosas buenas. Cuando uno está fuera de Almería siempre nos damos cuenta lo que tenemos en nuestra tierra, pero sobre todo lo que más echo en falta es la familia.

¿Cómo le va la vida por Helsinki? La verdad es que muy bien porque tengo el apoyo de mi mujer, que es un encanto. Además, tengo el apoyo de mis sponsor, de mis patrocinadores... y no tengo ninguna queja porque me cuidan mucho.

Me dicen que le va bastante bien todo en Helsinki. Es cierto y, además, me puedo dedicar plenamente al boxeo. Entreno tope y puedo dedicarme al 100% al deporte que me apasiona como es el boxeo eso es magnífico porque hago lo que me gusta.

¿Si tuviera que definir el boxeo? Soy una persona que se levanta por la mañana, desayuno, me pongo en la cinta a correr y estoy viendo boxeo. Como viendo boxeo, estudio el boxeo desde sus inicios. Boxeo, boxeo y más boxeo en mi vida, y gracias a mi mujer porque ella también es boxeadora y así se hace todo más ameno.

Habla de su mujer y se emociona...Mi mujer es la persona a la que más quiero. Es una persona a la que admiro porque tiene muchas cosas buenas, es muy fuerte, es luchadora, nunca se rinde, es una mujer excelente, admirable y una persona con un corazón muy grande.

Ha instalado su residencia en Helsinki.Así es y mucho tiene que cambiar la situación para abandonar Finlandia.

¿Hasta dónde le gustaría llegar en el mundo del boxeo?Voy a contar una cosa que jamás lo he comentado públicamente. Yo tengo un sueño muy grande y es el de ser recordado, y para ser recordado en España eso es muy complicado porque tenemos muchos campeones mundiales. Lo primero que me gustaría hacer es batir una marcar en mi tierra, ser uno de los grandes en mi tierra, como Pepe Bisbal, Juan Francisco Rodríguez... me gustaría llegar a algo similar a lo que llegaron ellos en el mundo del boxeo. Estoy luchando por ello y voy a dejarme la piel en ello para intentar conseguirlo.

¿Qué tiempo le dedica al boxeo, muchas horas de entrenamiento?Muchísimas horas, todas las que puedo porque el boxeo es mi pasión. Llevo una vida totalmente profesión dedicada al boxeo. Me levanto por las mañanas y salgo a correr, desayuno, descanso, luego vuelvo al gimnasio y cuando termino de entrenar ya no tengo fuerzas para nada. Como, descanso y hasta el día siguiente para seguir con los entrenamientos para intentar estar lo mejor posible. Normalmente suelo hacer 60 asaltos de sparring antes de los combates; es una vida muy dura, pero es la que he elegido yo porque quiero hace algo bonito en el mundo del boxeo. Estamos hablando de un deporte que exige un nivel muy alto para intentar llegar arriba

Ha sido padre hace unas semanas... Una experiencia única, maravillosa, preciosa... no entendía nada cuando mi mujer estaba embarazada y cuando me pusieron a la niña en mis brazos se me pasaron muchas cosas por la cabeza, como recuerdos de mi familia, me acordé de mi madre; no tengo palabras para definir lo que sentí cuando tuve por primera vez a mi niña en los brazos. Fue algo que jamás olvidaré, algo muy bonito que es como un sueño lleno de emociones y muchos sentimientos

¿El apodo de Rayito en el mundo del boxeo? Es una historia curiosa y divertida. Entré en el Ejército como mecánico de aviación y con solo 18 años entré en la sección de electricidad. Empecé a boxear y me apodaron como Rayito, pero luego comprobé que había otro boxeador que se llamaba Rayito, pero ya no me cambié de apodo. Aquel Rayito era Óscar Sánchez, con el mismo apellido que el mío para más casualidad, pero ya era tarde para decir que no me llamaran Rayito.

Un mensaje para tus paisanos que le siguen y siempre están ahí. Solo tengo palabras de agradecimiento para todos los almerienses y roqueteros que siempre están ahí, apoyándome desde la distancia en mis combates. Almería y Roquetas de Mar van en mi corazón. No tengo palabras de agradecimiento y el apoyo me sirve para estar más cerca de casa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?