Unionistas de Salamanca y Promesas brindan al sol de Las Pistas y se reparten puntos

En una segunda parte sin grandes ocasiones, los dos conjuntos firmaron tablas

El equipo charro de Unionistas de Salamanca sumó un punto más en esta Segunda B en un partido en el que el lamentable estado del terreno de juego de las pistas municipales de atletismo, donde se disputan los encuentros, también protagonizó el choque. Tras una segunda parte con apenas ocasiones, empate a uno.

En la primera gran oportunidad del partido, que fue para el Valladolid B, llegó el primer tanto. Corral se marcó un zurdazo desde la frontal del área de Las Pistas que no pudo atrapar Carlos Molina, y anotó el 0-1.

El tempranero gol pucelano cambió los planes de un Roberto Aguirre que introdujo cambios en la alineación. Unionistas controloba la pelota en los siguientes minutos, intentando encontrar un hueco para que los delanteros pudieran tener su oportunidad. En este caso, en el minuto 24, un pase a través de un centro de Góngora a Carlos de la Nava acabó en gol. El charro desvió lo justo con su cabeza para que no pudiera interceptar la pelota Samu Pérez.

Los charros se vinieron arriba e intentaron intimidar al Valladolid Promesas. Jorge Hernández tuvo la oportunidad de poner el segundo en el marcador tras otro toque con la cabeza de De la Nava que, lo justo, tocó con la testa y le cayó al delantero criado en la cantera del Madrid. El cuadro de Aguirre era protagonista total del partido en los siguientes instantes.

Los charros se fueron unos minutos hacia arriba, intentando coger a través de los centros a los pucelanos. No obstante, Unionistas iba y venía, con apagones puntuales durante el partido en el que eran los visitantes los que lo intentaban.

Repentinamente, en el minuto 37, Diego Hernández cayó lesionado con molestias. El delantero tuvo que retirarse del terreno de juego y dejar su hueco a Manjón. Mala suerte para el chaval, que se retiró cariacontecido tras el buen rendimiento que estaba dando durante la campaña.

El equipo unionista carburaba de medio campo en adelante. Buscaba las combinaciones, y las encontraba en algunas ocasiones, a diferencia de lo que venía pasando en otros choques. Iván Robles vio la amarilla al término de una primera mitad que dio por conformes a los dos equipos con el empate a uno.

El Promesas del Valladolid hizo un cambio en el descanso. Unionistas empezó empujando en el choque, intentando hacer el segundo cuanto antes para acercarse a las dos victorias seguidas. No obstante, el respeto entre los equipos era máximo, con miedo a dar un paso más en los primeros compases del segundo tiempo para no perder dos puntos.

Más solo Manjón arriba que Diego, Unionistas buscaba al navarro. El Promesas, merodeaba de vez en cuando la meta de Molina con timidez. Los cambios visitantes, y el protagonismo del terreno de juego, lastraron que el choque fuera vistoso y los espectadores tuvieran ocasiones que llevarse a la boca. Aguirre movió el banquillo en el minuto 70 de partido. Javi Navas dejó su puesto a Juanmi Heredero, lateral izquierdo con progresión hacia el ataque. Aguirre buscaría las internadas por esa zona.

El Valladolid B tomó la iniciativa del partido en los últimos minutos del encuentro, con Unionistas sufriendo más. Sin embargo, Manjón tuvo en sus botas la oportunidad de poner el 2-1. En la definición en el minuto 80 de partido ante Samu, en un mano a mano, el navarro no consiguió poner el segundo en la primera oportunidad clara en la segunda parte del encuentro. Tuvo otra más, tras media vuelta, el navarro.

Los visitantes tenían la posesión, y en las ocasiones en las que robaba Unionistas, intentaban sorprender a la contra. La segunda parte, por no tener, no tuvo ni apenas pérdidas de tiempo. Se añadieron dos minutos en lo que parecía un brindis al sol de los dos equipos. El empate a uno, eso sí, permite a Unionistas sumar dos partidos seguidos puntuando, algo importante para acercarse a la salvación en la categoría.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?