El comité de San Cibrao rechaza el cierre de las otras plantas a las que ve viables

El presidente del comité de empresa, José Paleo, asegura que Avilés y Coruña tendrían futuro si se cambia y negocia el marco tarifiario

Imagen de la entrada de la empresa Alcoa / ()

Los aproximadamente 1.500 trabajadores de la multinacional Alcoa-San Cibrao en Cervo, Lugo, y de sus auxiliares respiran hondo aunque con pesar tras conocer que la multinacional ha decidido cerrar las plantas de Avilés y A Coruña.

La noticia ha supuesto una inyección de aire para la plantilla, que sin embargo está preocupada por el futuro de los trabajadores de las otras dos plantas de la multinacional estadounidense en España. Así lo confirmaban nada más conocerse la noticia desde el ámbito sindical, desde donde también se hacía hincapié en que a pesar de todo la incertidumbre sobre el futuro sigue preocupando a los trabajadores.

El presidente del comité de empresa de Alcoa-San Cibrao, José Paleo, de la CIG ha señalado que lo sindicatos rechazan la decisión de la multinacional y que no comparten el análisis que hace la empresa y consideran que tienen futuro.

Paleo ha explicado que, en su opinión, las plantas son viables siempre que se revise el sistema y se acuerde un marco tarifario energético que lo sostenga y puntualizo que en caso contrario difícilmente habrá solución. En este sentido, apuntó que el comité considera que se puede y se debe solucionar la actual situación de altos precios de la energía.

Respecto a la factoría de Alcoa-San Cibrao señaló que queda peor que estaba en el momento en el que se quedará sola, pero indicó que lo que preocupa ahora al comité de empresa la situación de las otras dos factorías.

Recordar que actualmente la de Lugo es la única fábrica de la multinacional en España que arroja números positivos, gracias a la facturación de la planta de alúmina.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?