Últimas noticias Hemeroteca

Orozco proclama que "no hay caso", tras la declaración por el nombramiento de la letrada asesora del Concello

El exalcalde ratifica que pedirá el archivo de la causa de O Garañón "a lo largo de esta semana"

El exalcalde de Lugo, Xosé López Orozco ha acudido este lunes a los juzgados para declarar como investigado en el marco de una investigación activada a raíz de una denuncia de CSIF por el supuesto retraso en la ejecución de una sentencia en materia de personal. A la salida, ha afirmado que está "totalmente tranquilo" porque "no hay caso".

En el marco de este caso, ligado al retraso en el cese como letrada asesora de una funcionaria --una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ordenaba dicho cese antes de mayo de 2016 y el gobierno local no lo hizo efectivo hasta julio de ese año--, se investiga, asimismo, a la actual regidora, la también socialista Lara Méndez.

Orozco hizo su declaración ante una jueza sustituta en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Lugo, ya que Pilar de Lara continúa de baja. Esta se prolongó en torno a una hora y diez minutos, y el exalcalde entró sobre las 10,00 horas y salió en torno a las 11,30 horas.

En declaraciones a los medios, ha explicado que la declaración "fue bien". "Cumplí con el deber constitucional de contestar a las preguntas que me formuló la señora jueza, y Fiscalía; y sin ningún problema", ha defendido, antes de proclamar: "Con la verdad por delante, se llega a todos los sitios".

"Es una tercera querella, no me gusta decir del CSIF sino de algunos policías (locales) que pertenecen al CSIF, siendo la tercera vez que me denuncian y las otras dos veces quedó todo sobreseído y espero que esto quede también sobreseído", ha remarcado.

"FORMALISMO ADMINISTRATIVO"

Orozco se ha reafirmado en que se trata de "un formalismo administrativo" que llega a la vía penal, algo que -ha reconocido- le "cuesta" entender. "Yo no soy jurista, ellos ven que hay un delito penal de prevaricación y de malversación, me imagino que será por eso", ha reflexionado.

En todo caso, ha asegurado que está "totalmente tranquilo, y plenamente convencido de que no hay caso". Para ello, ha esgrimido que, cuando él se fue del Ayuntamiento (tras las elecciones de 2015) salió "un auto del juez de lo contencioso, del señor (Luís) Villares que dice que todo se ha hecho conforme a derecho y por lo tanto que no había ningún problema".

ARCHIVO DEL 'CASO GARAÑÓN'

Al margen de esta investigación, en otra de las causas por las que permanece imputado, el de la urbanización de O Garañón, confirmaba lo que ya había adelantado su abogado, Gregorio Arroyo, que pedirá el archivo a "lo largo de esta semana". Si no prospera, irá a la Audiencia Provincial.

"Lo que pasa es que es un asunto complejo, lleva su tiempo, hay que hacerlo bien porque no solo hay que ganar la batalla judicial, sino que también hay que ganar la batalla social", ha apuntado.

Confía, de todos modos, en que a lo largo de esta semana se presente e igualmente espera que "el resultado final sea un resultado total de absoluta absolución".

"No hay ningún caso en toda la historia de nuestro país donde un alcalde rebajara la edificabilidad en un 25 por ciento a una persona que tenía derecho a edificar la totalidad de la parcela. Como sabíamos las dificultades que eso entrañaba hicimos ese convenio, y por lo tanto estoy orgulloso de lo que se hizo, no de la obra, pero sí de rebajar edificabilidad que el PP en el año 1999 le dio a esa parcela", ha concluido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?