Últimas noticias Hemeroteca

"Rozalén es una ONG para los sentimientos"

La artista y su compañera, Beatriz Romero, conquistan el Teatro del Mar de Punta Umbría en la clausura del Congreso

El Congreso de la Música y el Bienestar se ha clausurado con la charla 'Escuchar con los ojos', en un diálogo abierto al público entre Rozalen y Beatriz Romero, junto con Rafa Cano.

Ante una sala repleta, Rozalén ha contado que es la primera vez que visita Punta Umbría y que espera volver próximamente. Junto con su compañera, Beatriz, ha explicado cómo funciona ese proyecto con el que hacen que sus canciones lleguen al público con deficiencias auditivas: "Beatriz es mi mitad. Todo empezó como empiezan las cosas bonitas: de casualidad y de fiesta. Yo notaba que cuando estaba a mi lado provocaba muchas cosas, pero además hacía mi música accesible"

Beatriz Romero es intérprete de lengua de signos y recordaba también esos inicios: "Empezamos casi sin querer y ella me decía que teníamos que hacerlo más veces y yo decía que no, que era muy difícil y me daba vergüenza. Un día lo hicimos para un grupo de personas sordas y decidimos que teníamos que seguir haciéndolo"

Respecto a esta iniciativa, Rozalén reconocía que "no somos las primeras que hemos hecho esto", al tiempo que explicaba que "la novedad quizá sea que Beatriz es una parte fundamental del espectáculo y no está al margen".

Uno de los temas de conversación ha sido cómo sus canciones se están transmitiendo de padres a hijos: "Es emocionante ver cómo, con el paso de los años, empiezan a venir ya los padres con sus hijos, que se saben las canciones". Además, "La puerta violeta se usa mucho en colegios para hablar de la violencia de género o el feminismo, y llena mucho".

Rozalén estudió Psicología y después Musicoterapia, algo que considera que le ha ayudado mucho "a entender que el ser humano no puede vivir sin música. ¿Por qué los acordes menores provocan tristeza y los mayores alegria? Para mí, componer es una terapia, roza lo mágico". En ese sentido, la artista reflexionaba sobre el hecho de que "a las personas autistas les cuesta comunicarse, todavía se está estudiando, pero reaccionan a la música. Los padres se emocionan al ver esto. La música y lo humano van unidos".

Sus canciones tocan muy adentro a las personas que las escuchan, por su capacidad para hablar de temas muy sensibles e, incluso, dolorosos. Considera que "la vida es alegría y tristeza, y creo que hay que hablar de las cosas que duelen, pero desde una perspectiva de tirar p’alante".

Sobre el éxito que está experimentando, reconoce que le da "mucho vértigo" todo lo que está ocurriendo y que intenta "no pensar mucho". Como anécdota que explica cómo ha crecido su poopularidad y consideración profesional, contaba que ha excrito recientemente dos canciones para Ana Belén y Rafael: "Yo era la que cantaba canciones de otros y ahora cantan mis canciones, pero no quiero pensar mucho en ello, porque me vengo arriba".

Todo ha transcurrido salpicado de interveciones de los asistentes, como la de una abuela orgullosa, que al contarle cómo sus nietas disfrutan de sus canciones, le ha dedicado una preciosa frase: "Eres una ONG para los sentimientos de las personas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?