Últimas noticias Hemeroteca

'La Planilla' exige una solución a su problema con el pago del agua

Se trata de una situación que se mantiene desde hace más de 20 años por la cual, según estos ciudadanos, pagan hasta tres veces más que el resto de la ciudad

Los vecinos expusieron su situación en la sesión plenaria de este lunes /

Los vecinos de ‘La Planilla’ y ‘El Rosalejo’ exigen al Ayuntamiento que solucione la problemática que desde hace más de 20 años tienen con respecto al pago de la tasa municipal de depuración de aguas residuales lo que les lleva a pagar, según ellos, hasta tres veces más que los ciudadanos de cualquier otra barriada.

Estos vecinos han mostrado en la sesión plenaria de este lunes su enfado y disconformidad con esta situación que consideran "discriminatoria" con respecto a otros núcleos de población de similares características como es el caso de la urbanización de ‘El Carmen’ cuya situación sí está normalizada. Hasta cuatro vecinos de esta zona tomaron la palabra para reclamar al equipo de Gobierno que acabe con esta situación ya que aseguran que es competencia directa del Consistorio al estar ubicados en núcleo urbano.

Insisten en que sus facturas de agua son hasta tres veces más elevadas de lo que marcan sus contabilizadores particulares ya que Aqualia, la empresa concesionaria del agua en Ronda, cobra a la comunidad de vecinos la totalidad del agua que salen del pozo y no lo hace de manera individualizada por lo que son estas alrededor de 250 familias las que se hacen cargo del coste total de esta agua que en buena medida se desperdicia a consecuencia del mal estado en el que se encuentran las tuberías de abastecimiento hídrico de la zona. Además, han pedido a Francisco Márquez, el edil de Obras que dé solución a la situación ya que se comprometió personalmente a hacerlo. "Las facturas son enormes, pagamos dos o tres veces más que cualquier otro ciudadano", afirmaba uno de los vecinos asistentes al pleno. "Pago todos mis impuestos, quiero los mismos derechos que los demás. Aqualia tiene un gran negocio con nosotros", insistían otros afectados por la situación.

Los ciudadanos han insistido en que ya en noviembre de 2016 se redactó un escrito al Ayuntamiento realizando una serie de peticiones para paliar estos sobrecostes. Carta que, según indican los vecinos, no ha tenido respuesta. En esta, solicitaban "que no se aplique la tasa y facturación de aguas residuales en función del agua salida del pozo, sino en función de los consumos marcados por los contadores de cada vivienda o negocio; que a cada vivienda se le aplique una reducción por uso de agua en riego en zonas verdes y jardines; y que se refacture por parte de Aqualia el servicio de depuración del agua del año 2015, teniendo en cuenta solo los consumos individualizados y no el consumo global".

Por su parte, desde el equipo de Gobierno insistieron en que ellos nos son los culpables de esta situación ya que se trata de un problema que se remonta al año 1999. Por ello, el concejal Francisco Márquez, explicaba que su intención siempre ha sido arreglar este problema haciendo todo lo que ha estado en su mano para facilitar la llegada del agua a estas urbanizaciones. Ha afirmado que "el acuerdo consistía en tener ajustada a norma las instalaciones" y, en ese sentido, ha asegurado que ha cumplido con su palabra y que si no hubiera cumplido no tendrían el agua a las puertas de la urbanización.

Desde el tripartito se han comprometido a pedir un informe completo de los pasos dados hasta ahora para intentar atajar la problemática junto a 'Aqualia'. Igualmente, han confirmado que mantendrán una serie de reuniones y encuentros con estos vecinos para dar solución a este problema enquistado en el Ayuntamiento desde hace más de dos décadas.

Mañana nuestro 'miércoles de tertulia' lo dedicaremos a hablar de esta situación. Varios representantes de los vecinos afectados se sentarán en nuestra mesa de debate junto al edil Francisco Márquez, para tratar este asunto.

 

Otras cuestiones aprobadas durante la sesión

Durante el desarrollo del pleno se aprobó por unanimidad conceder una bonificación especial a Asprodisis para la instalación de una cubierta de vidrio y que tendrá un coste de en torno a 1.500 euros de los que el Ayuntamiento abonará el 90%. También igualmente contando con el beneplácito de todos los grupos políticos, se decidió ceder gratuitamente a la asociación ‘Arde’ el local donde desarrolla su actividad de ayuda a drogodependientes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?