Últimas noticias Hemeroteca

Combatir la obesidad

Una investigación de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJI ha analizado cómo contrarrestar la neuroinflamación provocada por las dietas altas en grasa, obesidad y diabetes tipo 2.

El grupo de investigación en Neurobiotecnología de la Universitat Jaume I (UJI), liderado por la profesora Ana María Sánchez, ha demostrado los efectos positivos de una hormona vegetal para revertir las alteraciones cerebrales causadas por las dietas altas en grasa, la diabetes tipo 2, la obesidad y el sedentarismo. Las conclusiones de este trabajo, desarrollado por la Facultad de Ciencias de la Salud, se han publicado en la revista Molecular Neurobiology.

«Hemos comprobado cómo una hormona vegetal, el ácido abscísico, es capaz de contrarrestar los efectos deletéreos de una dieta grasa en el sistema nervioso central», explica Ana María Sánchez. Mediante la aplicación de esta molécula que se expresa en plantas en un modelo animal de neuroinflamación inducida por dieta alta en grasa, los resultados del estudio «han mostrado que se revertían las alteraciones en la expresión de algunos genes, así como alteraciones en el proceso de formación de nuevas neuronas –neurogénesis–, mientras que observamos una reducción de los marcadores de inflamación en el cerebro», argumenta la profesora de la UJI de Anatomía y Embriología Humana.

ENFERMEDAD DE ALZHÉIMER Y OTRAS DEMENCIAS

Las investigadoras en neurobiotecnología de la UJI consideran que profundizar en el conocimiento de la neuroinflamación es un tema de salud pública «prioritario», ya que las dietas altas en grasa y azúcares junto al sedentarismo inducen síndrome metabólico y neuroinflamación. Esta «subyace a procesos degenerativos que finalmente pueden favorecer dolencias tan graves como la enfermedad de Alzhéimer y otras demencias», afirma Sánchez.

El estudio desarrollado en la Unidad Predepartamental de Medicina de la UJI ha analizado la expresión de varios genes relacionados con la vía de señalización de la insulina, conjuntamente con la expresión de genes que sirven como marcadores de neuroinflamación utilizando la técnica de PCR cuantitativa. De esta manera, como argumenta el investigador del grupo Alberto Ribes Navarro, «hemos podido demostrar que la expresión de proteínas necesarias para la correcta función de la insulina (las IRS) se reduce en situaciones neuroinflamatorias inducidas por dieta grasa». «Mediante la adición de ácido abscísico a la dieta grasa se consigue rescatar la expresión de estos genes, llegando incluso a niveles normales», agrega.
Mercavalencia

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?