Últimas noticias Hemeroteca

El último ajusticiado por garrote vil en Cádiz era de Cuenca

El reo Ciberio Sepúlveda era de Atalaya del Cañavate y su ejecución en 1909 motivó una reacción popular en contra de la pena de muerte

'Exécution d`un assassin a Barcelone'. /

Dos escritores gaditanos han realizado una investigación sobre la ejecución en la Cárcel Real de Cádiz de Juan Pedro Ciberio Sepúlveda el 12 de noviembre de 1909. Fue el último reo al que se le aplicó la pena de muerte en esta provincia andaluza. Este hombre era de la localidad conquense de Atalaya del Cañavate. Los autores de la investigación son Mari Carmen Sánchez Astorga y Antonio Sánchez Díaz que han publicado el libro El último garrote en Cádiz. El reo Ciberio Sepúlveda (Círculo Rojo, 2018). Con Antonio hemos conversado en Hoy por Hoy Cuenca. También hemos hablado con Juliana Gallego, alcaldesa de Atalaya del Cañavate.

Entrevistas con Antonio Sánchez y Juliana Gallego en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Juan Pedro Ciberio Sepúlveda era de Atalaya del Cañavate. “Se le condenó por un homicidio que cometió en su pueblo y se le conmutó la pena de muerte por cadena perpetua”, relata Antonio Sánchez. “Fue trasladado a un penal de Ceuta del que se fuga para llegar después a la ciudad de Tánger. Allí es acusado de otro homicidio por el que le juzgan en la Audiencia Provincial de Cádiz y, esta vez sí, le condenan a muerte”. La pena se cumplió en la Cárcel Real gaditana un 12 de noviembre de 1909.

Detalle de la portada del libro. / Cadena SER

La ejecución en el garrote vil de este conquense levantó a la sociedad de Cádiz, “una ciudad que siempre ha presumido de ser liberal, de la Constitución de 1812”, explica Sánchez. “Encontrarse con ese caso, de un hombre que no era de aquí y que no había cometido delitos en Cádiz, supuso una oposición social”. La burguesía utilizó todas sus influencias y se pidió el indulto al Consejo de Ministros. Pero el indulto no llegó a Cádiz. Quien sí lo hizo fue el verdugo “que fue recibido a pedradas en la estación”. En la ciudad, los colegios no abrieron sus puertas el día de la ejecución y los teatros suspendieron sus representaciones. Pero la sentencia se cumplió y Juan Pedro Ciberio Sepúlveda, natural de Atalaya del Cañavate, fue ejecutado a garrote vil. El último garrote en Cádiz, como han titulado a su libro Mari Carmen Sánchez Astorga y Antonio Sánchez Díaz.

Mari Carmen Sánchez Astorga es licenciada en Filosofía y letras por la UCA y en Teología por la UPSAM. Es profesora de Educación Secundaria. Antonio Sánchez Díaz es diplomado en Paleografía y técnico en tratamientos químicos de metales. Además gestiona un blog sobre temática gaditana. Los dos son aficionados a la historia y a la fotografía.

Portada y contraportada del libro. / Cadena SER

En Atalaya nada sabían de esta historia. “Una vecina nos contó algo cuando vio un artículo en prensa sobre las últimas ejecuciones llevadas a cabo en España”, nos ha contado la alcaldesa Juliana Gallego. “Así supimos por primera vez de Ciberio Sepúlveda. Después inicie yo una investigación en los archivos municipales y parroquiales para elaborar el árbol genealógico de este hombre, de sus antepasados y de sus descendientes”. En estas estaba la alcaldesa de Atalaya cuando se ponen en contacto con ella estos investigadores de Cádiz. Al final, la colaboración de unos y de otros ha sacado a la luz esta historia que, según ha explicado Antonio Sánchez Díaz “se trata de todo un alegato contra la pena de muerte”.

El libro se presenta en Cádiz el 9 de noviembre a escasos metros de donde estaba aquel cadalso y al acto asistirá la alcaldesa y algunos vecinos de Atalaya del Cañavate. En este pueblo de Cuenca se organizará una presentación similar el próximo verano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?