Últimas noticias Hemeroteca

Muse, cómo hemos cambiado

Adalides del rock del nuevo milenio, uno de los grupos más grandes de la actualidad regresa con un nuevo disco y un sonido no tan oscuro como el de sus anteriores trabajos

Los Muse son sin duda una de las mayores bandas de rock del siglo XXI /

Pocos grupos de rock aguantan hoy el ritmo de Muse. Una de las bandas más grandes de la actualidad, capaces de llenar estadios enormes en cualquier parte del mundo, abandona la etapa un poco más negra de su música, con composiciones más oscuras, y regresa con varios singles como este ‘Pressure’. Con su nuevo álbum, ‘Simulation Theory’, a punto de salir a la venta, aprovechamos para repasar la evolución del grupo a lo largo de su discografía.

A finales de los 90, en 1999, publicaban su primer trabajo con ‘Showbiz’, un disco de una especie de grunge gótico pero con melodías muy claras que hacían agradables, y reconocibles, los estribillos. ‘Muscle Museum’ fue uno de los temas que alcanzó repercusión y que hicieron que el nombre del grupo empezase a coger aire. Fue en 2001 cuando iniciaron la expansión internacional con ‘Origin of symmetry’ y el single ‘Plug in baby’.

A partir de entonces el grupo pone el foco en una electrónica muy bien combinada con el rock oscuro y potente que cocinaban y que acabó por conformar un sonido muy particular. Su tercer disparo, ‘Absolution’, de 2003, convenció a público, crítica e industria musical.

‘Time is running out’ es uno de los temas más reconocibles de la banda, aunque no el único. Prácticamente todos sus discos tienen una joya que ha trascendido los límites del tiempo y se ha convertido en eso que antiguamente se llamaban ‘himnos’, algo al alcance de muy pocos y que elevan a la categoría de leyenda a cualquier músico. En este caso con un estilo a veces ‘inquietante’, nada convencional, que en ocasiones les ha hecho andar por un alambre muy fino. Por ejemplo no todo el mundo entendió el ‘Supermassive Black Hole’, incluido en su disco de 2006 “Black Holes & Revelations”.

No obstante aquel trabajo se movía a través de estados de ánimo, siempre con las guitarras y la electrónica como aliadas. Uno de los temas más conocidos del disco es el genial ‘Knights of Cydonia’, que musicalmente nos sitúa en un Lejano Oeste retrofuturista en el que existen los instrumentos eléctricos.

Está claro que llegados a este punto los Muse sabían muy bien de la repercusión que tenía su música y sus temas están compuestos para ser espectaculares, para ser tocados ante decenas de miles de personas en grandes estadios y ofrecer un show inolvidable. Una sensación que transmiten con canciones como ‘Uprising’, otro pepinazo que sirvió para presentar en 2009 el disco ‘The Resistance’.

Pero como decíamos antes, y como mantenía el tío de Spiderman, “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. La responsabilidad de cagarla, o al menos de no cumplir las expectativas. Ocurrió en 2012 con ‘The 2nd Law’, un disco donde cambiaron el paso, redujeron la carga guitarrera y frenaron el ritmo de los temas. Y, claro, más de uno se enfadó escuchando canciones como ‘Madness’.

Por cierto, quizá no hayáis reparado en que el grupo lleva quince años publicando sus discos exactamente cada tres. Y siguiendo esa lógica, en 2015 llegó el hasta ahora último trabajo, ‘Drones’, donde se dejaron de tonterías y volvieron a los mástiles, las seis cuerdas, las baterías potentes y ese toque de electrónica bien ponderada que siempre les ha llevado a los más alto. Eso sí, con un aroma mucho más oscuro que en ocasiones podría haber firmado el Marilyn Manson más inspirado, aunque en este caso para todos los públicos.

‘Psycho’ es un ejemplo de ese movimiento de entrañas que nos propusieron con este disco que elegimos para despedir el repaso a una de las trayectorias más respetables del rock del nuevo milenio. En concreto con ‘Dead inside’, el single de presentación del disco que nos recuerda por qué son tan buenos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?