Últimas noticias Hemeroteca

La Fiscalía pide 10 años de cárcel para el exalcalde de Ronda Antonio Marín

El ministerio público presenta cargos, además contra otros tres exconcejales, el arquitecto y secretario municipal y un constructor del municipio

Marín Lara / ()

La Fiscalía pide 10 años de cárcel para el exalcalde de Ronda, Antonio Marín Lara por el caso Acinipo.

El ministerio público presenta cargos, además contra otros tres exconcejales, el arquitecto y secretario municipal y un constructor del municipio.

Las penas totales suman 20 años de cárcel, 57 años de inhabilitación y multas de 135.000 euros.

El exalcalde, primero andalucista y luego en las filas del PSOE, es el principal acusado. La Fiscalía le imputa los delitos de prevaricación, falsedad, fraude, tráfico de influencias y cohecho.

Según la calificación a la que ha tenido acceso esta emisora, buena parte del escrito de acusación se centra en las presuntas irregularidades urdidas por Marín Lara y un promotor local, ya fallecido, para facilitar la instalación de un gran centro comercial en Ronda en gestiones que comenzaron en 1998.

Hubo varios intentos fallidos en este proyecto en el que estaba muy interesado Marín Lara. Finalmente el acuerdo al que se llegó fue permutar por otros terrenos la parcela municipal en la que se asentaba el recinto ferial de Ronda. No era legal. Marín Lara lo sabía, dice la Fiscalía. Maniobró para ceder estos terrenos al promotor a menor valor del real, sobrevaloró, a cambio, los terrenos que el constructor le cedía al consistorio. Lo ocultó a la corporación. Abrió expedientes separados para la permuta de los terrenos y, por otro lado, para dar uso comercial a la parcela. De esta forma, el ministerio público asegura que el consistorio prácticamente regaló diez millones de euros al constructor. Para esta maniobra se valió del arquitecto y el secretario municipal según el ministerio público.

Además Marín Lara y otros dos exconcejales andalucistas están acusados de aceptar unos préstamos de 45.000 euros de este constructor que, de esta forma, mantiene el escrito de la Fiscalía, se garantizaba que la corporación votara a favor de sus intereses. Los ediles nunca devolvieron el dinero. Tampoco se lo reclamaron. El promotor del centro comercial obtuvo, a cambio, una moratoria de año y medio para pagar los casi 500.000 euros que debía abonar al consistorio en concepto de garantía ante la ejecución de la obra.

Por último Marín Lara está acusado de otorgar a dedo, saltándose todos los procedimientos legales, obras por casi 300.000 euros a un amigo constructor, acusado, procedentes de las ayudas por inundaciones en 2010.

El caso Acinipo estalló en 2011 y, en principio, fueron acusadas nueve personas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?